Local

Refuerzan búsqueda del abuelastro de Alondra

A casi tres años de su desaparición el martes fueron cateados domicilios de familiares, entre ellos el que compartía el sospechoso con su madre

Silvestre Juárez/El Diario

Francisco Córdova/El Diario

jueves, 23 julio 2020 | 07:55

Chihuahua, Chih.- La Fiscalía Especializada de la Mujer reforzó esta semana la búsqueda del principal sospechoso de la desaparición de Alondra, de quien nada se sabe desde el 18 de septiembre del 2017.

El presunto responsable es su abuelastro, Ramiro “N”, cuya presencia en algunos lugares de la ciudad fue reportada a las autoridades, con lo que el pasado martes se catearon tres domicilios de familiares cercanos, entre ellos el que compartía con su propia madre antes de convertirse en prófugo.

Tras el operativo en el que no hubo ningún resultado positivo, los agentes aún el día de ayer, pudieron verse realizando patrullajes de búsqueda en las calles aledañas a los domicilios, donde también pegaron posters con la fotografía del sospechoso que anunciaban la recompensa de 100 mil pesos que se ofrece por información que permita dar con su paradero.

Los domicilios se ubican en las colonias Minerales, Atenas y Diego Lucero, este último donde vive aún la madre del sospechoso de la desaparición de la menor Alondra, quien dijo a este medio que desde el mes de septiembre del 2017 no sabe nada del paradero de su hijo, pues aseguró que no ha tenido comunicación con ella.

Señaló que el día del cateo, los agentes le mostraron la orden, por lo que los dejó ingresar al domicilio donde previamente ya se había realizado una investigación que llevó a encontrar los restos óseos que actualmente están siendo investigados en Austria, luego de que ni los expertos forenses chihuahuenses o argentinos pudieran determinar si corresponden a la menor.

“Él (Ramiro “N”) les dijo todo lo que le pidieron, pero para mí él no pudo haber sido. Cómo va a hacer todo eso en un día. Estuvieron escarbando aquí (los agentes), si hallaron algo yo no creo que sea nada, serán de las comidas que hacían, pero yo estaba aquí siempre, no pudo haber venido a tirar los huesos aquí”, acotó la mujer quien aseguró que cree en la inocencia de su hijo, a pesar de que se encuentra prófugo.

En los domicilios de las citadas colonia viven familiares del sospechoso, sin embargo algunos vecinos del sector consultados señalaron conocer el caso, más no haber visto la presencia del hombre recientemente.

Fue el 17 de septiembre del 2017 cuando la niña Alondra Nolasco fue vista por última vez, posteriormente el abuelastro se unió a la búsqueda, sin embargo, según recordó su madre, al saber que lo investigaban huyó y no se volvió a saber de su paradero.

Hasta el día de hoy se considera un prófugo de la justicia y se ofrece una recompensa de 100 mil pesos para quien proporcione información que pueda llevar a su captura.