Local

Regresan con entusiasmo a trabajar

El cambio a semáforo naranja de la contingencia trajo también la reapertura de negocioscon con actividades no esenciales

El Diario

Juan Carlos Núñez/El Diario

miércoles, 17 junio 2020 | 23:18

El cambio a semáforo naranja de la contingencia por el Coronavirus trajo también la reapertura de negocios con actividades no esenciales, pero también que muchos trabajadores pudieran regresar y mantener un ingreso importante para sus familias, por lo que mostraron su alegría. 

“Muy feliz, muy contenta, porque ya voy a trabajar, ya voy a tener dinero”, platicó Mariel, quien esperaba la hora de apertura de una de las tiendas ubicadas en la calle Libertad en el Centro de la ciudad. 

Dijo que durante dos meses fue muy complicado para ella y su familia porque no había forma de obtener un ingreso seguro, las necesidades aumentaban, los pagos de servicios básicos cada vez más caros y espera que se mejore la situación.

“No sólo era el encierro, también el aburrimiento”, comentó Vanessa, quien dio que pudo aprovechar el tiempo para estar en un curso de inglés en línea, sin embargo dijo que no hay nada como volver al trabajo, que es un pago seguro y no la incertidumbre que era cuando el semáforo estaba en rojo. 

Otro caso fue el de Valeria, quien también es estudiante de ingenie- ría y trabaja en un local también de la zona Centro, pero que estaba ansiosa por reanudar actividades, apoyar en la casa con los gastos, tener ingresos para ella misma y por supuesto, sentirse con mayor seguridad. 

Aunque todavía hay algunos establecimientos que no abrirán, muchos decidieron que era tiempo de acuerdo a las indicaciones de la autoridad, principalmente los restaurantes, que no podrán tener más de un 30 por ciento de aforo, pero otros negocios continúan con la atención por fuera.

Pero lo más notorio fue la presencia de trabajadores hombres y mujeres que finalmente volvieron a las actividades. 

A diferencia de los días comunes antes de la contingencia, en que era pesado acudir a temprana hora a sus labores, ahora se percibió con más ánimo y contentos, al menos para quienes comentaron.