Local

Relacionada la Guardia Nacional en otros dos casos de agresiones sin motivo

Uno de los más reconocidos socialmente fue el de Jessica Silva

De la Redacción / El Diario

jueves, 12 enero 2023 | 05:00

Chihuahua.- Desde su entrada en funciones en el 2019, la Guardia Nacional se ha visto relacionada en tres casos que en un principio se han manejado como supuesta respuesta a agresiones por disparos de arma de fuego, dejando sin vida a dos personas.

Previo al del pasado primero de enero, en donde agentes del orden federal dispararon en contra de dos jóvenes que tripulaban una camioneta con reporte de robo en el tramo carretero que Jiménez a Torreón, ya se había presentado uno el ocho de septiembre del 2020 en Delicias, donde los elementos dispararon contra la camioneta tripulada por Jaime Torres y Jessica Silva, donde perdió la vida la fémina.

Meses después, el 19 de noviembre del 2021, un joven nacido en El Paso, Texas, fue asesinado por un elemento de la Guardia Nacional, al dispararle ya que supuestamente portaba dos armas cortas en una mochila.

En el caso de Jessica Silva, los hechos se dieron la noche del ocho de septiembre del 2020 alrededor de las 22:30 de la noche, en la Avenida Tecnológico de Ciudad Delicias, cuando ella y su esposo venían de participar en las protestas en defensa del agua en la presa La Boquilla, cuando fueron atacados a balazos por los agentes de la Guardia Nacional.

Dicha situación tuvo dos versiones, la de la Guardia Nacional que aseguraban que, tras la detención de cuatro sujetos que traían explosivos no utilizados en la confrontación de La Boquilla, Jessica Silva y su esposo los habían confrontado e incluso disparado, por lo que habrían repelido la agresión con disparos.

La de Jaime Torres fue que sin motivo alguno, los efectivos militares dispararon en contra de la pick up que conducía, recibiendo el 4 disparo y su esposa dos, los que la llevaron a la muerte. Derivado de esto, fueron detenidos cuatro agentes como presuntos responsables, mismos que permanecen en una prisión de Mazatlán, en Sinaloa.

En tanto que el 19 de noviembre del 2021, un joven estadounidense fue asesinado por un elemento de la Guardia Nacional (GN) poco después de ingresar a Juárez por el cruce fronterizo de la zona Centro; siendo detenido este último como presunto responsable.

La víctima, identificada como Juan Carlos Medina de 18 años, cargaba una mochila en la que supuestamente portaba dos armas que no fueron detectadas por el personal de la Aduana Fronteriza al momento de transitar entre ambas fronteras, que “al cruzar de El Paso, Texas, a Juárez”, el civil caminaba cargando una mochila por lo que un elemento de la Guardia Nacional, le ordenó que se detuviera para realizarle una revisión.

Supuestamente el paseño se dio a la fuga y en ese momento sacó un arma de fuego, por lo que el agente le disparó con su arma de cargo y lo lesionó. Rescate Municipal reveló que al llegar al cruce de las citadas vialidades encontró al masculino de 18 años en posición decúbito lateral derecho sobre la banqueta.

Los hechos se dieron en el cruce de la avenida Francisco Villa y calle Tlaxcala en la zona Centro, registrando como causa de muerte una herida de bala con entrada en línea media axilar del lado derecho y salida en el tórax posterior, es decir, el militar disparó de frente por el lado derecho y la bala salió por la espalda, propiciada con el arma de cargo del agente, identificado como Gustavo L., es una carabina FX calibre 5.56 x 45 mm, con cargador de plástico con capacidad para 30 cartuchos útiles de los cuales sólo portaba 29 cartuchos.

El caso más reciente se dio el pasado primero de enero, cuando Mauro Miguel Rocha Sauceda y Luis Fernando Maldonado Barrón, fueron agredidos por un grupo de agentes federales, ya que sobre la carretera que conduce de Torreón a Jiménez, los agentes del orden se percataron de un vehículo tipo pick up en sentido contrario, procediendo a marcarles el alto.

Una vez que hicieron caso omiso a la llamada de atención, se generó una persecución con disparos por parte de la Guardia Nacional, la cual terminó cuando la camioneta se impactó con un árbol, momento que aprovecharon los uniformados para dispararles en varias ocasiones “sin motivo alguno”.