Local

'Requiere que la FGE intervenga ya para judicializar las querellas'

Se sobrepasó todo nivel de honestidad en todos los manejos, por lo que se requiere ya de la intervención de las autoridades: Sada

Manuel Quezada/El Diario

lunes, 27 diciembre 2021 | 05:00

Chihuahua, Chih.- El presidente del Centro Bancario del Estado de Chihuahua, Héctor Sada Márquez, se pronunció ayer porque la Fiscalía General del Estado tiene un precedente en el tratamiento del caso de Aras Business Group, para evitar más presuntos fraudes en la plaza con el esquema de Sociedad Anónimas Promotoras de Inversión (SAPI).

Señaló que se requiere que la Fiscalía General del Estado intervenga ya para judicializar las demandas de inversores que reclaman la devolución de su dinero y rendimientos.

Héctor Sada consideró que en este caso se sobrepasó todo nivel de honestidad en todos los manejos, por lo que se requiere ya de la intervención de las autoridades.

El banquero manifestó también recientemente que se requiere que para que la mencionada SAPI se libere de las demandas tiene que pagar a los inversionistas.

Ante la propuesta publica de la Sociedad de firmar acuerdos reparatorios con los clientes, dijo que únicamente es buscar más tiempo, el cual, las autoridades no debe de conceder.

El presidente del Centro Bancario del Estado de Chihuahua señaló que todos los clientes de Aras Business Group necesitan su dinero y se necesita darles respuestas claras.

Según datos proporcionados por la Fiscalía General del Estado, hasta la semana pasado tenía registradas dos mil 310 querellas interpuestas por el delito de fraude en contra de la mencionada SAPI, aunque a decir del titular, Roberto Fierro, no había fecha para judicializarlas y llevarlas ante la justicia.

En tanto, el fiscal de Distrito Zona Centro, Carlos Mario Jiménez, apuntó que si Aras inició con el pago a sus inversores, la ley prevé la posibilidad de extinguir la acción penal en caso de que se firmen acuerdos reparatorios con todas las víctimas que han denunciado.

Héctor Sada reiteró su exhorto a la población a desconfiar de instituciones y agentes que ofrecen grandes ganancias en poco tiempo, con márgenes de hasta el 10 por ciento mensual, ya que podría tratarse de un fraude.

Recalcó que no hay negocio alguno que pueda dar un rendimiento tan alto por el ahorro o inversión, sea del giro habitacional, comercial, minería, agropecuario o de cualquier otro.

Por último, enfatizó que la gente tiene que pensar muy bien, asesorarse con expertos en dónde colocar su dinero, que lo cuiden y le dé rendimiento.