Local
Acusados de abuso de autoridad

Resuelve hoy juez situación de policías agresores de periodista de El Diario

La audiencia de vinculación o no a proceso de los elementos de la DSPM se efectuará por la mañana

De la Redacción / El Diario

viernes, 12 noviembre 2021 | 05:00

Chihuahua.- Este viernes se realizará la audiencia de vinculación o no a proceso por el delito de abuso de autoridad, en contra de los dos agentes de la Dirección de Seguridad Pública Municipal que agredieron al periodista de esta casa editora, Jorge Ibarra Gaytán.

Los acusados permanecen actualmente en libertad condicional, con la restricción de acercarse al comunicador asimismo no interferir en el desarrollo de la causa.

Será a las diez de la mañana en que se tiene programada la audiencia de vinculación o no a proceso en las salas penales del Centro de Justicia.

Según las autoridades de la DSPM, los dos policías preventivos involucrados fueron retirados de las calles y están recibiendo una serie de capacitación en el respeto y cuidado de los derechos humanos así como a los periodistas.

Fue el 12 de septiembre del presente año cuando el periodista Jorge Ibarra acudió a la vialidad Sacramento a cubrir un accidente automovilístico.

Mientras el reportero hacía su trabajo debidamente identificado y sin violar algún protocolo de resguardo de la escena, sorpresivamente los elementos involucrados lo arrestaron y esposaron

Detenido de manera ilegal, golpeado, esposado y puesto en una celda junto a una persona que se encontraba en estado de intoxicación y agresividad, transcurrió la tarde y parte de la noche del pasado domingo para el reportero de esta casa editora Jorge Ibarra Gaytán. ¿El motivo? Acudir a realizar su trabajo cotidiano y cubrir la fuente policiaca como cualquier otro día y dentro de los límites establecidos por la ley.

Mientras Ibarra era detenido, fue golpeado en el interior de una patrulla por el agente Raymundo N. y trasladado a la comandancia, asimismo los oficiales mintieron al asegurar que el periodista no estaba en una celda, sino en una oficina en espera de ser llevado ante el juez calificador.

Todas estas irregularidades fueron denunciadas penalmente y ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos.