Local

Riberas del Sacramento, en el olvido

Se concibió como un complejo habitacional que daría las facilidades a sus habitantes para desarrollarse junto a sus familias

De la Redacción/El Diario
lunes, 25 marzo 2019 | 07:08

Chihuahua.- El proyecto urbano que dio lugar a la colonia Riberas de Sacramento que se encuentra en el kilómetro 19 de la carretera a Ciudad Juárez se concibió como un complejo habitacional que daría las facilidades a sus habitantes para desarrollarse junto a sus familias en una colonia que contaba con todos los servicios "al alcance de la mano", sin embargo a 16 años de su creación este sector quedó en la lejanía de la mancha urbana y en él se da cuenta de diversas problemáticas sociales a las que los programas municipales apenas llegan.

Considerada como un foco rojo de violencia intrafamiliar, problemas de venta y consumo de drogas, así como de inseguridad sobre todo para las mujeres, esta colonia a donde llega una sola ruta de camión parece ser lo contrario a la promesa de una vida de digna que en principio se hubo prometido.

Entre sus calles se percibe la falta del cumplimiento a reglamentos tan simples como los de Desarrollo Urbano, ya que talleres y comercios se apropian de las calles donde trabajan sin alguna autoridad que lo prevenga.

La basura es también una de las problemáticas que sobresalen en esta colonia que cuenta con gran cantidad de terrenos baldíos y casas en abandono, pues según comentan los vecinos, hace pocos años que los negocios comenzaron a animarse a llegar.

Sin embargo gran cantidad de escombro y de basura son el panorama en los terrenos abandonados, en estos parajes según señalan y en este abandono, que por la noche se vuelve la boca del lobo es que se cometen los crímenes que constantemente se publican en la nota roja.

Los vecinos recuerdan el caso de la jovencita Yaris, quien fue violada y luego asesinada por agresores que al amparo de la oscuridad la abandonaron en un terreno baldío.

Por su parte la seguridad comienza a hacerse patente derivado de la instalación de una comisaría que cuenta con unidades y agentes de la DSPM, quienes aseguran que el constante consumo de drogas deriva en un grave problema de violencia intrafamiliar.

Esta descomposición del tejido social parece crecer y no verse revertido, ya que también es constante ver a gran cantidad de niños solos.

Así pues el abandono es evidente en esta colonia que a más de una década continúa siendo un lugar lejano y desatendido.