Local
Asegura fiscal Zona Centro

‘Robo de vehículos, ligado a narcomenudeo’

'Estamos en mejores condiciones en comparación a 10 años atrás'

Federico Martínez / El Diario

jueves, 25 noviembre 2021 | 18:30

El fiscal de la Zona Centro, Carlos Mario Jiménez Holguín, refirió que en la actualidad el robo de automóviles en la ciudad está ligado al narcomenudeo, en el sentido de sustracción de autopartes y/o cometer en ellos algunos delitos como hurtos, para de ahí obtener recursos para su consumo de drogas. 

Precisó que la generalidad es que el robo de autos está relacionado con los consumidores de distintos enervantes, por lo que, a comparación de hace más de diez años, en este delito no se podía involucrar cuestiones del crimen organizado.

“Normalmente la problemática es por consumo de drogas, no por el crimen organizado”, refirió el fiscal mediante entrevista telefónica. Jiménez Holguín comentó que actualmente los vehículos de modelos atrasados son los más buscados para robar, lo que toman como otra señal de que el uso que se les da está relacionado con el consumo de drogas, ya que al robarles las autopartes que necesitan o el realizar algún robo a comercios o individuos los automotores son abandonados en la vía pública. 

Destacó que han fortalecido las acciones en conjunto con otros cuerpos de seguridad a nivel estado desde hace varios años, por lo que en la actualidad, al reportar un vehículo como robado es común que horas después o tal vez uno o dos días, se ubiquen en la vía pública. 

“Hay una coordinación bastante efectiva para la localización de autos con reporte de robo”, comentó. 

Carlos Mario Jiménez Holguín precisó que los modelos atrasados, al no contar con sistemas de seguridad tan sofisticados, se hacen susceptibles a ser robados, situación que aprovechan los consumidores de drogas. 

En cuanto a detenciones de personas en posesión de vehículos robados, comentó que en este delito se logró eliminar “la puerta giratoria” desde hace varios años con la modificación del artículo 212 BIS, el cual señala una pena de 4 a 15 años de prisión, a quien esté en posesión de vehículos con reporte de robo. 

“Hay una atención oportuna a este delito y si la analizamos a nivel nacional, no hay una situación crítica, en mejores condiciones que hace 10 años”, comentó.