Local

Sabemos quién falsificó los recibos: Maru

Acusa a aspirantes a notarías; advierte que iniciará investigaciones en su contra

/ El perito José Arturo de la Cruz Jurado, designado por la defensa del notario Luis Raúl Flores Sáenz, confirmó la fabricación de los 34 recibos de la nómina secreta que presuntamente firmó Maru Campos
/ El perito José Arturo de la Cruz Jurado, designado por la defensa del notario Luis Raúl Flores Sáenz, confirmó la fabricación de los 34 recibos de la nómina secreta que presuntamente firmó Maru Campos
/ Ana Herrera Laso Aspirante a la Notaría 12
/ Daniel Olivas Gutiérrrez Buscaba ocupar la Notaría 14

De la Redacción

jueves, 23 diciembre 2021 | 16:00

Chihuahua.- La gobernadora de Chihuahua, Maru Campos Galván, aseguró que las personas responsables de falsificar las firmas y sellos de la Notaría Pública No. 4 de Luis Raúl Flores Sáenz, con el objetivo de simular que los recibos de la nómina secreta de César Duarte Jáquez fueran certificados, buscaron ser notarios después de realizar el montaje.                                                                                

“Sabemos quiénes lo hicieron”, advirtió la gobernadora y apuntó que habrá procedimientos en contra de los responsables de fabricar las presuntas copias, no sólo por el daño que se causó sobre ella y Luis Raúl Flores, sino para garantizar que estas acciones no vuelvan a repetirse.                                                                                                 

“Es una vergüenza que estuvieran pidiendo notarías públicas después de haber hecho lo que hicieron”, condenó Maru y aunque no dio nombres, al cierre del gobierno corralista se dio a conocer que Ana Luisa Herrera Lazo había renunciado a su cargo en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), para presentarse como aspirante a ocupar la Notaría Pública No. 12, que dejó vacante su padre Armando Herrera Acosta, al fallecer.                                                                                

También llegó a mencionarse que el entonces director del Registro Público de la Propiedad, Daniel Olivas Gutiérrez, tenía interés en quedarse con la Notaría Pública No. 14, pero nunca concretó dicha  intención.                                                                                  

Campos Galván subrayó que serán los chihuahuenses quienes juzguen el actuar de las anteriores autoridades encabezadas por Javier Corral Jurado, pero que con el dictamen pericial presentado por el notario se demuestra que se cometió un abuso de poder contra de él para cerrarle la notaria.                                                                                

“Los funcionarios establecieron estas situaciones con un abuso de poder, con una rabia y un odio tremendo hacia mi persona y hacia el notario público”, recalcó.                                                                                 

Las declaraciones surgen luego de que el perito José Arturo de la Cruz Jurado, designado por la defensa del notario Flores Sáenz, confirmó la fabricación de los 34 recibos de la nómina secreta que presuntamente firmó Maru Campos.                                                                                

En sus conclusiones, señaló el perito, solamente existen copias simples y no documentos originales; además, determinó que las firmas del notario fueron falsificadas mediante un mecanismo de calca y error y que los sellos fueron copiados, probablemente, de los originales que se encuentran en los protocolos de la Dirección del Registro Público de la Propiedad y del Notariado.                                                   Fue Rubí Cabello, abogada de Flores Sáenz, quien explicó a El Diario que tuvieron que esperar a que la nueva administración tomara posesión para que se respondiera al oficio que el exsecretario general de Gobierno, Luis Fernando Mesta Soulé, dejó en la congeladora durante cuatro meses, en el que solicitaban el acceso a los recibos y otros documentos que les permitieran construir su propio caudal probatorio con el cual defender al notario durante el procedimiento administrativo que se abrió en su contra en marzo de 2021.                                                                                 

Al respecto, el director del Registro Público de la Propiedad y del Notariado, Manuel Tabuenca Córdoba, subrayó que los libros del protocolo notarial nunca son sacados del archivo por lo que su extracción no autorizada constituye un delito que puede ser denunciado ante la Fiscalía.                                                                                 

Por su parte, la FGE indicó que por el momento no han recibido alguna notificación por parte del notario Flores Sáenz, pero advirtió que esto podría ocurrir una vez que concluya el proceso administrativo, mismo que sigue detenido por el amparo 514/2021 que promovió la defensa ante el Juzgado Octavo de Distrito, y que será resuelto de fondo el 14 de enero de 2022 en audiencia constitucional.