Local

¿Sabes cuál es el proceso de adopción?

En el marco del Día Mundial de la Adopción, el DIF Estatal lo explica paso a paso

Alejandra Sánchez/ El Diario

miércoles, 09 noviembre 2022 | 18:23

“El proceso de adopción para un adolescente siempre es más complicado debido a que algunas personas piensan que al adoptar a uno de ellos automáticamente se adopta un problema cuando en realidad no es así; lo único que ellos necesitan es tener un contacto familiar y tener amor”, así lo dio a conocer María Guadalupe Álvarez Caballero, procuradora de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (NNA) del DIF Estatal.

En el marco del Día Mundial de la Adopción el cual se conmemora hoy, la procuradora refirió que actualmente 232 menores de edad son susceptibles de darse en adopción; de ellos, el 48 por ciento lo ocupan grupos de hermanos con niñas, niños y adolescentes, es decir, el porcentaje más alto.

A este le siguen los adolescentes que no cuentan con hermanos con un 16 por ciento y posteriormente se encuentran aquellos niños, niñas y adolescentes que presentan alguna discapacidad con el 14 por ciento. “Como podemos ver, hay más adolescentes a disposición esto se debe a que, la gente los hace a un lado pensando que será muy difícil; a veces ocurre lo mismo con niños que, tienen alguna discapacidad; sin embargo, es impresionante las maravillas que ocurren cuando ellos ya tienen una familia”, expresó María Guadalupe.

Es este mismo sentido, Álvarez Caballero dijo que, en muchos de los casos los pequeños que, padecían alguna discapacidad mejoran al recibir un hogar.

“Yo lo que pido es que abramos el corazón; que reciban a adolescentes y a pequeños que, padecen alguna discapacidad porque hemos visto como les cambia la vida a todos ellos. La gente piensa que este proceso es muy complicado pero no lo es; mucha gente piensa que necesite dinero y no, lo único que se necesita es ser rico de corazón, estar dispuesto a abrir el corazón para que un niño tenga una familia”.

Además, la procuradora señaló que, el tema de la adopción no es más que darse a manos llenas a la otra persona; dar tiempo, amor y comprensión. De los NNA que, se encuentran en el rubro de hermanos con una discapacidad, estos, representan al 11 por ciento de los 232, mientras que, los niños y niñas menores de 12 años son el siete por ciento y en el segmento de grupo de hermanos en este mismo rango de edad es sólo del cuatro por ciento.

¿Cuál es el proceso de adopción?

“Para que pueda haber una adopción tiene que existir un certificado de idoneidad, este certificado, se da por el Consejo Estatal de Adopciones; primero la persona tiene que acudir a una sesión informativa y un taller para adoptantes. Este taller consta de cinco sesiones y este, por ejemplo, en la Ciudad de Chihuahua se da en el Museo Semilla y en Ciudad Juárez en Parque Central”, explicó la funcionaria.

Los cursos, son impartidos por psicólogos y abogados especialistas en el área. Una vez concluido el taller, los interesados presentaran sus documentos personales y laborales así como estudios médicos y antecedentes penales y policíacos para integrar el expediente. Posteriormente, se realiza una evaluación psicológica y un estudio socioeconómico por parte del personal de la Procuraduría de Protección.

El expediente será analizado por el Consejo Técnico Estatal de Adopciones, un órgano colegiado dependiente del DIF Estatal, integrado además por personal del Tribunal Superior de Justicia y de la Comisión Estatal de Derechos Humanos; de cumplir con las condiciones adecuadas para la integración de NNA aprobará el certificado de idoneidad.

De acuerdo con el perfil del niño, niña o adolescente que la persona interesada en adoptar estableció, se realizará el proceso de asignación por parte del Consejo de Adopciones, en función de que los menores que sean aptos para la adopción para su situación jurídica, social y psicológica para iniciar el periodo de convivencias, adaptabilidad y acogimiento pre-adoptivo.

“A veces no todos somos aptos; en este caso, tenemos que ser cuidadosos de ver a quién se entregan a los niños en adopción; en el periodo de convivencia y de adaptabilidad es un periodo de prueba para ver si el niño embona con la familia y la familia embona con el niño. Ha habido momentos en los que no sucede así”.

De acuerdo con la procuradora, tuvieron el caso de una niña que, estuvo en un Centro de Asistencia Social desde muy pequeña y que había sido educada con la religión cristiana y luego se dio en adopción a una familia católica y ella no se sintió a gusto y ella pidió ser adoptaba por una familia cristiana.

“Ahí tuvimos que recapitular, porque se toma el parecer del niño; cuando ya tienen la capacidad de decidir, no es como que les digamos: “ya te elegimos esta familia, ahí te quedas”, en realidad él o ella puede decir que si están tranquilos y si se sienten bien”. Otras de las cosas que han pasado, es que no hay niños de la edad que el adoptante quiere.

“Por lo general la mayoría quieren bebés; pero lo primero que tenemos que hacer es tratar de reincorporar a ese niño o niña a su núcleo familiar. Con sus padres si es que esa familia puede ser resarcida y si no se puede, entonces con los abuelos, con los tíos con los primos con alguien que esté dentro de su mismo entorno y si no se puede, se inicia el juicio de pérdida de patria potestad que es un trámite judicial sin el cual no se puede llegar a la adopción a menos de que el niño sea abandonado al nacer y no se sabe quiénes son sus familiares”.

Una vez que, se concluye el periodo de adaptabilidad, se presenta la solicitud del proceso de adopción ante la autoridad judicial, para que dictada la sentencia, el registro civil expida la nueva acta de nacimiento. En lo que va del 2022, se han realizado 26 adopciones, dos de ellas internacionales realizadas como una medida subsidiaria para integrar a los niños, niñas y adolescentes en otro país distinto al de origen. Así mismo, 47 procesos se encuentran en trámite judicial.

asanchez@diarioch.com.mx