Local

Saca adelante a su familia lavando carros

De trabajar en Estados Unidos a lavar autos en Chihuahua

El Diario

Juan Carlos Núñez/El Diario

miércoles, 20 noviembre 2019 | 20:44

Armando Mendoza Reyes “Mando” de 62 años es uno de los más famosos lava carros del Centro, quien durante tres décadas se ha dedicado a lo mismo, con lo que logró sacar a su familia adelante y sobrevivir, a pesar que dejó su trabajo en Estados Unidos para regresarse a Chihuahua.

Cuenta que desde los 16 años se fue a diversas ciudades en el extranjero, se casó y tuvo una hija. Además terminó la preparatoria allá y trabajó en mantenimiento de fábricas y otros sistemas, sin embargo después de su divorcio, decidió regresar a México.

Al no saber qué más hacer, le recomendaron lavar autos y se volvió todo un experto, volvió a casarse y tuvo dos hijos. Pudo comprar casa, que su familia estudiara y vivir la vida de una manera sana, ya que aseguró no tener ningún vicio, no alcohol.

Durante los 30 años que se ha dedicado a este oficia, ha estado en la Calle Décima entre Aldama y Victoria, donde se le conocer muy bien y se ha ganado la confianza. Lava el auto tanto por fuera como por dentro, así que es normal que los dueños le dejen las llaves sin ningún problema.

Actualmente vive con su esposa en la colonia Lealtad 2 y en ocasiones viaja a Estados Unidos para visitar a su hija mayor, además que a veces se queda algunos meses para trabajar, principalmente en mantenimiento de líneas de gas.

A pesar que en su vida, logró muchas cosas en Estados Unidos, fue boxeador, vivió en Hollywood, conoció a grandes deportistas como Muhammad Ali y artistas como Noriyuki "Pat" Morita, pero nunca le gustó la vida allá, especialmente por la burla y discriminación constante.

“Allá no está bonito, la vida es solo trabajo, no hay convivencia real. La gente trabaja, regresa a su casa, saluda, ve televisión y al día siguiente otra vez. No es como aquí, en México es mejor, hay familiaridad, hace amigos, convive, es otra vibra”, comentó el también entrenador de boxeo, quien entrena niños y jóvenes en el gimnasio Tuto Olmos.

La filosofía de “Mando” es clara, ser buena persona, encomendarse a Dios, comer sanamente y no tener vicios. Así se es más alegre y da un buen ejemplo.

Así como él, hay varios lavacoches en el primer cuadro de la ciudad, quienes luchan por sacar el día a día; cada uno tiene su formación, su vida, a unos les va bien a otros más o menos, pero entre más leales, respetuosos, honestos y profesionales, habrá mayor recompensa y siempre una sonrisa al cliente. Al menos eso piensa Don Armando Mendoza Reyes.