Local

Sale a trabajar papá de Rubí

Limpia vidrios en crucero de la ciudad para poder conservar a sus hijos

De la Redacción
domingo, 19 mayo 2019 | 08:40
Silvestre Juárez/El Diario

Chihuahua.- Édgar Rubio, padre de Brenda Rubí, sustraída por un Hondureño desde el pasado 10 de mayo, salió a las calles a limpiar vidrios, según dijo, ante la falta de oportunidades de trabajo, pues para poder conservar a sus hijos deberá conseguir un trabajo con las debidas prestaciones de ley, lo que se le complica pues dijo que no cuenta con sus papeles en esta ciudad, al ser originario de Mazatlán. 


La familia de Rubí vive en precarias condiciones, en una casa abandonada que no es de su propiedad y que no cuenta con puertas ni ventanas, sus padres admitieron ser anteriormente consumidores de estupefacientes, mientras que los tres niños, dos hombres y la niña rubí de 12 años no asistían a la escuela. 


Por lo anterior la Procuraduría para la Defensa de Niñas, Niños y Adolescentes de Chihuahua acudió a hacer una revisión sobre las condiciones de la familia, para lo que le pidieron al padre que consiguiera un trabajo estable con prestaciones y consiguiera un nuevo domicilio, mientras que a lo menores se les inscribirá en escuelas para restituir su derecho a la educación. 


Por lo anterior el padre de la menor fue encontrado en el crucero de la Avenida Pacheco y Juan Pablo II el día de ayer donde se encontraba limpiando vidrios de los automóviles. Aunque comentó que también tiene un trabajo como albañil donde pidió que le dieran las condiciones para que sus hijos pudieran permanecer con él y su esposa. 


“Nos piden conseguir una casa que sea de renta o algo así y un trabajo estable para seguridad de nuestros hijos”, acotó. El padre dijo estar comprometido con mejorar la situación de su familia. Sin embargo comentó que dada la situación de la desaparición de su hija por la cual están atravesando es realmente difícil. 


Señaló que confía en las investigaciones de la Fiscalía y comentó que en ese momento no estaba enterado de que el secuestrador de su hija fue detenido en Honduras como miembro de una pandilla que se dedicaba al secuestro de menores. Destacó que esas noticias lo ponen a pensar en lo peor, por lo que pidió la ayuda de la ciudadanía para dar con el paradero de su hija Brenda Rubí Rubio.


Quien desee ayudar a la familia, puede comunicarse con el padre al teléfono celular 614 502 4516, ya que actualmente se encuentra buscando un empleo formal.