Local

Saturan centros penitenciarios por visitas

Hubo personas a las que por su edad no se les permitió el ingreso

Juan Alanís/El Diario

Miguel Silva/El Diario

viernes, 25 diciembre 2020 | 16:21

Chihuahua.- Cientos de personas acudieron ayer a los centros penitenciarios de la ciudad, luego de que se permitió la visita de familiares a los internos, por la temporada navideña, lo que les permitió convivir con sus seres queridos a quienes no habían visto desde que inició la pandemia por Covid-19.

De esta manera, los familiares llevaron cobijas, así como alimentos a los reclusos, para que pudieran pasar un rato agradable, a pesar de esto, hubo personas a las que por su edad no se les permitió el ingreso al ser considerados como vulnerables.

Como parte de los protocolos sanitarios establecidos a consecuencia de la pandemia del Covid-19, las visitas a los centros penitenciarios quedaron suspendidas desde el pasado mes de marzo, por lo que la mayoría de los visitantes que acudieron ayer, tenían casi diez meses sin ver a sus seres queridos.

La Secretaría de Seguridad, dijo que, de manera extraordinaria se permitieron las visitas y únicamente dos familiares por cada interno y para esto, se establecieron horarios en los que los familiares podrían acudir, además tuvieron que pasar por una inspección para verificar que no representaran algún riesgo, pues se les tomó la temperatura, así como el nivel de oxigenación, además de las medidas de sana distancia y el uso de gel antibacterial y cubrebocas.

De esta manera, cientos de personas tuvieron que soportar las bajas temperaturas registradas ayer, mientras esperaban al exterior del Cereso No.1 de Aquiles Serdán, así como en la Unidad de Bajo Riesgo (Antigua penitenciaría), en dónde permanecieron formados por varias horas.

Los visitantes aprovecharos para llevar a sus familiares algo de comida y cobijas principalmente, que les permita tener una estancia más llevadera al interior del penal y coincidieron en que ha sido complicado no poder ver a sus familiares durante este tiempo.

Sin embargo, hubo quienes no pudieron acceder al penal, como es el caso del señor Porfirio Hernández, a quien por su edad no le permitieron a su ingreso, en el “cereso” se encuentra recluido su hijo a quien no ve desde hace más de un año, dijo que buscará el apoyo de Derechos Humanos para que le permitan el ingreso y pueda convivir aunque sea unos minutos con su hijo.