Local

Se adapta a tiempos de pandemia

El entrenador Jorge Chavarría optó por el acondicionamiento permanente del espacio

El Diario

De la Redacción/El Diario

martes, 25 agosto 2020 | 17:26

Jorge Chavarría, quien es entrenador y administrador del gimnasio Energym, debió invertir miles de pesos para poder adecuar un espacio al aire libre en el que poder abrir de nueva cuenta este negocio especializado en el acondicionamiento físico, que desde marzo, llegada de la pandemia de coronavirus a México cerró sus puertas. 

Sin certidumbre de cuándo podrán volver a abrir en espacios bajo techo, para el entrenador esta opción llegó para quedarse, al menos hasta el 2021. Ayer fue apenas el primer día luego de tres años de trabajar bajo techo y con la renta del local. 

Más de 20 mil pesos debió invertir para arreglar la zona, desde aplanamiento de terreno, limpieza, poner mallasombras, malla ciclónica y el pago incluso de personal de seguridad que cuide los aparatos durante las noches. Todo ello con la esperanza de seguir trabajando con las condiciones en las que se aprobó que los gimnasios pudieran seguir operando.

Si bien muchos de estos lugares en su mayoría sacan algunos aparatos diariamente a estacionamientos, Chavarría optó por el acondicionamiento permanente del espacio pues pagaba la renta de un local así como sus servicios. 

El entrenador está aún a la expectativa de que los clientes acepten esta nueva forma de hacer pesas y acondicionamiento físico, y señaló que el día de ayer al menos tuvo cuatro usuarios que regresaron con ganas de seguir sus entrenamientos. 

Asimismo este espacio al aire libre ubicado en las calles 85ª y 11ª de la colonia Aeropuerto llamó la atención de muchos de los transeúntes y vecinos de la zona, como una expresión de la nueva normalidad en la que se vive derivado de la pandemia mundial del SARS-CoV-2. 

Tras estos casi cinco meses desde el cierre de los gimnasios el empresario señaló que no ha recibido ningún tipo de apoyo de ninguna institución gubernamental, por lo que toda la inversión corrió por su cuenta a pesar de las pérdidas que se habían generado tras el cierre obligado por motivos de seguridad sanitaria. 

En este último sentido añadió que han pedido a los usuarios cumplir con las medidas preventivas como sanitización de aparatos luego de usarlos, su sana distancias, mientras que la administración del gimnasio les provee gel antibacterial, y los aditamentos necesarios para practicar el levantamiento de pesas y entrenamientos cuidándose de la propagación.