Local
¡Pocos a bordo!

Se agotan boletos para el Chepe

Por distanciamiento social, destinan menos asientos para turistas

Manuel Quezada/El Diario

martes, 30 marzo 2021 | 05:00

El servicio ferroviario turístico del Creel a Los Mochis dispone de pocos lugares durante el periodo de Semana Santa, aunque hay días que ya no es posible conseguir espacios, informó ayer el gerente general de Turismo del Chepe, Sergio Minakata.

Desde hace tiempo que el servicio turístico desde la ciudad de Chihuahua fue suspendido y sólo se ofrece el traslado a indígenas y otras personas que viven en la región serrana, informó el personal de atención telefónica.

El personal informó que el periodo alto vacacional es del 2 al 13 de abril y recordó que debido a la contingencia sanitaria el ferrocarril dispone de un menor número de asientos para asegurar la sana distancia y los aforos permitidos.

Observaron que por una mayor demanda de pasaje a causa del periodo vacacional y una menor cantidad de asientos disponibles es que se dificulta encontrar boletos disponibles ya para ciertas fechas y tarifas.

Recordó que en el Chepe Express se manejan tres tipos de tarifas, una para Primera Clase, Clase Ejecutivo y Clase Turística.

Un viaje sencillo de Creel a Los Mochis se cobra a razón de tres mil 900 en Primera Clase, dos mil 800 en Clase Ejecutivo y dos mil 300 pesos en Clase Turística.

Sim embargo, reiteró que por cuestión del periodo vacacional habría fechas en las que ya no es posible encontrar espacio, dependiendo de la clase en que se quiera viajar y el número de personas que viajen.

En tanto el presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles de Chihuahua, Jorge Barud, dijo que se comprende, hasta cierto punto que Ferromex hay cancelado la posibilidad de viajar en tren de la ciudad de Chihuahua a Creel.

Señaló que el tren sale muy temprano y el recorrido no parece muy atractivo en este tramo, no así de Creel, por ello la gente prefiere ir en vehículo y aprovecha para llegar a Cuauhtémoc y conocer otras áreas antes de llegar a la sierra.

Jorge Barud precisó que el viaje más interesante en tren es precisamente de Creel hacia Los Mochis.

Observó que en el hotel y ferrocarril de Creel a Divisadero tienen una buena reservación para el periodo vacacional de Semana Santa.

Subrayó que todos los hoteles de la ciudad trabajan con todas las precauciones debidas contra el Covid-19, por lo que los visitantes pueden tener la seguridad de que su estancia será placentera y de acuerdo a todos los reglamentos.

Al respecto, también el Chepe enfatiza los protocolos con los que ofrece el servicio de pasaje turístico con motivo de la pandemia a fin de dar mayor seguridad a los usuarios.

Entre otras medidas, informó que se tiene señalizado en el piso el necesario distanciamiento entre pasajeros en las estaciones con taquillas y en zona pre-abordaje en estaciones centrales.

Asimismo, que se cuenta con apoyo de personal médico en la salida y llegada del tren en estaciones principales. A todos los pasajeros se les toma la temperatura con un termómetro digital infrarrojo y quienes tengan temperatura mayor a 37.5°C no podrán abordar (el boleto del pasajero y sus acompañantes queda abierto a ser reprogramado sin costo alguno).

Además el equipo y personal del Chepe cuenta con guantes, tapabocas y careta y se pide a los pasajeros contar con cubrebocas para ingresar a las instalaciones y su uso durante todo el viaje.

Indicó que los pasajeros que viajen juntos podrán sentarse acompañados; sin embargo, para el resto se mantendrá distanciamiento entre cada persona. Durante esta temporada los asientos son asignarán al momento de abordar el tren.

En el comedor se atenderá a un menor número de usuarios a la vez y la duración en el restaurante-comedor será limitada por comensal / grupo de comensales, desde que se les sirvan sus alimentos. La estadía en la zona de bares y terraza también será por tiempos y turnos.

Los sobrecargos y tripulación cuentan con un kit para desinfectar los pasamanos, perillas, superficies y baños de forma constante durante todo el viaje.

A la llegada del tren a la estación terminal, se sanitiza, realizan la limpieza correspondiente, se nebuliza y antes de que aborden los pasajeros en la siguiente mañana, se vuelve a limpiar, entre otras medidas.