Local

Se caen a pedazos casas de Privadas del Sur

Exigen reparación

De la Redacción

jueves, 02 septiembre 2021 | 16:55

Son casi 350 viviendas de la colonia Privadas del Sur, las que han reportado problemas de hundimiento, resquebrajamiento en sus muros, techos con goteras, así como cuarteaduras y pedazos que se caen, por lo que vecinos del sector han denunciado la pésima calidad y riesgo en que la desarrolladora entregó las casas hace casi un año. 

Los quejosos explicaron que cada casa tuvo un costo de alrededor de 450 mil pesos por medio de crédito de Infonavit a Dilsa Desarrollos Inmobiliarios de la Laguna S.A de C.V., las cuales fueron recién construidas con la promesa de que sería un complejo habitacional ideal y sin peligros, pero es evidente que no fue así. 

“Nuestras casas en Privadas del sur, nos han tenido esperando ya mucho tiempo, son muchos detalles los que tienen nuestras casas y las personas a las que ya supuestamente arreglaron, volvemos a tener de nuevo los mismos problemas a una semana de que nos arreglaron. Necesitamos todo el apoyo del mundo, porque no nos hacen caso y creemos que es una injusticia más a parte que ya están casi por terminar el otro fraccionamiento enfrente de este mismo y seguro será lo mismo”, comentó Rubén Ortiz, habitante de la colonia. 

En otro testimonio, a una pareja les entregaron la casa en febrero de este año, pero no han podido mudarse por tener muchos defectos, ya que tienen una bebé de meses y hay miedo de vivir ahí, porque las paredes de la casa tenían cuarteadas en escala por fuera y por dentro, “hablábamos para que nos hicieran válida las garantías pero hasta apenas el día 26 de julio nos hicieron caso, acudieron a hacer el trabajo se supone el mejor ya que metieron castillo, tumbaron y dieron golpes en todas las paredes para que salieran todas las cuarteadas, mas sin embargo a la semana volvieron a salir y nos dejaron las paredes manchadas después de arreglarnos, ya no sabemos qué hacer para que nos dejen bien la casa, al parecer va a ser problema de siempre ya que la constructora dijo las tierras en las que está construido el fraccionamiento eran de riego. Entonces la tierra está muy suelta y las casas no tienen buena base por eso se siguen asentando”, comentó la joven pareja. 

El problema no sólo es los defectos de las casas, sino que la mayoría están poco a poco con hundimientos y deben invertir todavía más para poder tener un poco de seguridad. Hay deuda con el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), mientras la empresa desarrolladora sólo ha dicho que arreglará los defectos pero hasta ahora no lo han hecho