Local

Se cumplen dos meses de la desaparición de Alexa

La niña de 13 años fue sustraída de su casa por Pablo Gerardo G.M., alías “El Yayo”

/ Alexa Itzel Núñez

Alejandra Sánchez / El Diario

viernes, 05 agosto 2022 | 05:00

La madrugada del pasado cinco de junio fue trágica para los familiares de Alexa Itzel Núñez de 13 años y su madre Marisol N., víctimas ambas de Pablo Gerardo G.M., alías “El Yayo”, quien se llevó a la adolescente y le disparó a su madre. Hasta este momento se desconoce el paradero de la menor de edad. 

Los hechos, ocurrieron alrededor de las 11 de la noche, cuando el presunto responsable llegó a la casa de Marisol para llevarse a Alexa por la fuerza; minutos más tarde, regresó, y con engaños sacó a Marisol y posteriormente, la atacó con un arma de fuego en repetidas ocasiones. 

“El Yayo le dijo a mi hermana que se le había ponchado el carro y que mi sobrina estaba cuidando el vehículo, que lo acompañara; por eso, ella caminó de su casa hasta aquí, (señala el lugar donde le disparó), justo en esta esquina, fue donde este hombre le pegó seis tiros”, cuenta una de las hermanas de Marisol.

A unos cuantos minutos de su casa, el presunto responsable detonó su arma de fuego en contra de la madre de Alexa, con quien previamente, (de acuerdo con versiones de vecinos), ella había discutido, pues, quería saber en dónde estaba su hija.

“Aquí fue donde la atacó. Ella intentó pedir ayuda en este portón negro, de hecho, ahí se ve la sangre; el señor que vive ahí nos dijo que, esa misma noche, después de escuchar los balazos, comenzaron a tocar fuertemente su portón, sin embargo, el decidió no abrir por miedo”.

Como pudo, Marisol caminó desde el lugar de los hechos hasta la vivienda de una hermana, una distancia de 500 metros aproximadamente. Subió por un arroyo, recorrió parte del Periférico R. Almada y posteriormente volvió a tomar el camino de tierra hasta que, como pudo, llegó a la casa de una de sus hermanas.

“Cuando la vi estaba toda ensangrentada y le pregunté que qué había pasado, y Marisol dijo que “El Yayo” la había atacado y que se había llevado a Alexa, que tenía miedo de que ya no estuviese con vida”.

En ese momento, los familiares llamaron a la policía quienes llegaron minutos después de los hechos.

“La ambulancia no arribó al lugar, por lo que fue un cuñado quien la llevó al hospital; nosotras buscamos a Alexa toda la noche, ese día fue terrible, no dormimos”, narra una de las tías de la pequeña.

Antes de comenzar con la búsqueda de la niña, las hermanas de Marisol fueron a rescatar a la hermana menor de Alexa, pues tenían temor de que algo le fuera pasar.

“Fuimos a buscar a la hermanita de Alexa pues no sabíamos si ella estaba bien o si también se la habían llevado; pero, afortunadamente y pese a que se encontraba asustada, estaba con bien”.

La otra pequeña dijo a sus tías que el “El Yayo” regresó a la casa después de que su mamá había salido, pero que no le abrió. 

Al día de hoy, no se sabe nada del paradero de Alexa ni de su raptor; de acuerdo con la titular de la Fiscalía Especializada de la Mujer, hasta este momento, no hay datos relevantes para hacer públicos y dijo que se continúan con las investigaciones.