Local

Se habría jubilado el año entrante ‘El Chicury’

Percibía un sueldo base de 19 mil 964 pesos, más bonos

Gabriel Avila/El Diario

Argelia Domínguez/El Diario

viernes, 09 septiembre 2022 | 21:43

Chihuahua.- Con 24 años de servicio dentro de la Dirección Seguridad Pública Municipal (DSPM), el policía primero, Arturo Hernández Sánchez podría haberse jubilado el año entrante si se concretaba el nuevo esquema de retiro anunciado por el alcalde Marco Bonilla Mendoza. 

Aunque actualmente los elementos deben prestar servicio durante 30 años para poder acceder a jubilación, el proyecto que se pretende implementar en 2023 baja dicha antigüedad a 25 años, misma que Hernández Sánchez hubiera alcanzado en diciembre. 

Como policía primero, percibía mensualmente 19 mil 964.70 pesos, integrado por un salario de 10 mil 101.69 pesos, un bono de despensa de 4 mil 931.51 pesos y de seguridad social por el mismo monto. Adicionalmente el elemento recibía un bono de mil 250 pesos que reciben todos los agentes por su labor de patrullaje, así como una prima quinquenal por años de servicio prestados que ha oscilan entre los 500 y 700 pesos de acuerdo con los aumentos salariales de los últimos años. 

Respecto a las investigaciones, el fiscal de Distrito Zona Centro, Carlos Mario Jiménez Holguín, señaló que se sigue integrando la carpeta y se logró el aseguramiento del vehículo utilizado para cometer el crimen, una Jeep Gran Cherokee color rojo, año 2012, así como dos armas largas calibre .233, durante un cateo en una vivienda de la colonia Revolución. 

Dicha unidad se encontraba a nombre de Adrián Antonio Arredondo Marentes, quien fue asesinado el 21 de septiembre de 2019 junto a otras tres personas en un restaurante en Ciudad Juárez y que estaba identificado como hijastro del líder del Cártel de Juárez, Jesús “Chuyín” Salas Aguayo. 

Arredondo Marentes trabajaba como proveedor de droga en bares de la avenida Manuel Gómez Morín, en la fronteriza ciudad. Incluso fue arrestado meses antes de su asesinato por intentar sobornar a agentes de la Policía Municipal. Fue asesinado con sólo 22 años de edad en el restaurante el restaurante del Acuario junto a Rodrigo Isaac Muñoz Vera de 23 años, Rafael Chávez Ferrer de 22 años y Álvaro Alejandro Gutiérrez Terrazas, de 18 años. 

Trabajaba para Jesús “Chuyín” Salas Aguayo, líder del Cártel de Juárez en la región de Ahumada tras la detención de Pedro Sánchez Arras, El Tigre, en mayo de 2008 y que extendió su influencia con la aprehensión de Vicente Carrillo Fuentes en octubre 2014. 

El 17 de abril de 2015 fue capturado en Ahumada por la Unidad Especializada en Investigación de Delitos contra la Salud de la entonces Procuraduría General de la República (hoy FGR), en Ahumada. Aunque se le sentenció a 11 años y ocho meses de prisión, logró reducir la pena a ocho años y tres meses en 2018 y luego salir bajo libertad condicional en diciembre de 2019.