Local

Se mofa Mesta por protesta de camioneros

‘Si no quieren pagar, que procuren no ser multados’, les responde

De la Redacción/ El Diario

martes, 13 julio 2021 | 11:36

Chihuahua– “Si no quieren pagar, que procuren no ser multados”, respondió ayer de forma irónica el secretario de Gobierno estatal, Luis Fernando Mesta Soulé, a la protesta de camioneros por el incremento a las sanciones al transporte público hasta por 4 mil pesos.

Decenas de concesionarios del transporte público adheridos a la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) realizaron una protesta ante el incremento que se ha dado en las infracciones por parte de la Dirección de Transporte, pues hay casos en que las sanciones pasaron de $400 a más de 4 mil pesos.

Ante esta situación, los camioneros acusaron un “afán recaudatorio” por parte de Gobierno del Estado.

Los concesionarios se reunieron en la Glorieta de “Pancho” Villa, desde donde marcharon hacia Palacio de Gobierno, recinto al que llegaron bajo el grito de “¡Fuera, Corral!”; además bloquearon la circulación vehicular por la avenida Aldama por más de una hora, lo que provocó severas afectaciones al tráfico en el primer cuadro de la ciudad. 

Víctor Gamboa Loera, secretario general del organismo sindical, manifestó que se trata de un absurdo del Estado el hecho de incrementar los costos de las distintas infracciones de forma abrupta, pues acusan que los costos se incrementaron hasta en un 2 mil 500 por ciento, sin que exista una justificación para dicho ajuste.

Con esto, mencionó que el Estado pretende recaudar recursos antes de que concluya la presente administración estatal, pues aseguran que el tabulador lo tenían desde hace varios meses, y apenas hace unas cuantas semanas lo pusieron en vigor.

Explicó que multas como maltrato a los usuarios tenían un costo de 400 pesos, y con el ajuste ahora superan los 4 mil pesos, estableciendo que se trata de un incremento que no tiene ninguna justificación, pues se superó con creces el índice inflacionario. 

Los afectados manifestaron que se ha detectado también que desde que entraron en vigor estos montos, los inspectores de Transporte andan más atentos al desempeño de los operadores del transporte público, para infraccionarlos de inmediato en caso de que cometan alguna falta.

Acusaron además que hay una actuación discrecional con respecto a la ruta troncal, a la cual los inspectores ni siquiera supervisan, a pesar de que las unidades de esa modalidad circulan sin respetar el aforo permitido. 

Ante los reclamos de los transportistas, el secretario de Gobierno, Mesta Soulé, descartó que se trate de un afán recaudatorio, al señalar que el dinero que pudiera ingresar por las infracciones resulta insuficiente para cumplir con los compromisos que tiene el Estado, como lo es el adeudo a proveedores y otros organismos, por lo que mencionó que se trata sólo de un argumento sin sustento de los concesionarios. 

msilva@diarioch.com.mx