Local

Se pierden 60 casas de Pensiones

Están consideradas como pérdida total y valuadas en $24 millones

De la Redacción
jueves, 11 julio 2019 | 12:26
Juan Alanís/El Diario

Chihuahua.- El número de viviendas que se consideraban habitables cuando inició la actual administración era de 696 en cuatro ciudades de la entidad, sin embargo, debido al deterioro motivado por el abandono en que han estado 60 de estas casas se consideraron pérdidas totales, según el padrón de las construcciones que levantó la Comisión de Vivienda. En la actualidad el padrón de viviendas a comercializar incluye 636 viviendas.

El costo en el mercado inmobiliario de las viviendas, según estimaciones que anteriormente expuso la Comisión Estatal de Vivienda es de 400 mil pesos por cada una, es decir, que el haber perdido 60 casas representa 24 millones de pérdidas, sin embargo, conservan el valor del terreno.

En total, ahora se tienen 636 viviendas distribuidas en Chihuahua, Juárez, Cuauhtémoc y Parral, las cuales necesitan ser reparadas para poder venderlas a quienes cumplan con los requisitos para obtener un crédito.

Las viviendas que se pueden comerciar en una primera etapa son 201, las cuales están distribuidas en Chihuahua, con 100, Cuauhtémoc 48 y Delicias con 53. Mientras que el resto requieren más trabajo de reparación, pero hay 60 viviendas que fueron sacadas del listado ya que se consideran pérdidas totales.

Las 60 casas que se perdieron por el abandono están distribuidas en las ciudades en las que se desarrollaron los fraccionamientos y en varios de los casos el desgaste fue porque las viviendas estaban vandalizadas y el clima las convirtió en tapias que ahora es mejor tirarlas para aprovechar el espacio.

Ayer, Alberto Herrera, director de Pensiones Civiles del Estado, indicó que el proceso de la entrega de las casas a la Comisión Estatal de Vivienda ya está concluido y que ahora será esa instancia la que se ocupe de darle seguimiento a la venta de las construcciones.

Pensiones Civiles del Estado no ha logrado concretar en dos años y medio la entrega de las casas de los fraccionamientos que fueron desarrollados en la pasada administración. Desde hace un año se ha informado que las viviendas pasarán a la Comisión Estatal de Vivienda, para que puedan ser comercializadas, pero los retrasos solamente han generado que las casas sean invadidas por terceros, afectando a los vecinos del sector.