Local

Sentencian a empresario Corralista por homicidio

Mutiló y ordenó matar a dos de sus escoltas en enero del año pasado

Argelia Domínguez/ El Diario

jueves, 16 diciembre 2021 | 09:20

El empresario deliciense Carlos Manuel Cuevas Abundis, -beneficiado directamente con una obra de la Junta Central de Agua y Saneamiento en Delicias por 59 millones de pesos durante el gobierno de Javier Corral-, fue condenado ayer a 50 años de prisión por el homicidio de dos de sus escoltas en hechos ocurridos en enero del 2020. Además deberá pagar un millón 200 mil pesos por concepto de reparación del daño.

Cuevas Abundis, según las investigaciones, mutiló las orejas de sus guardaespaldas y posteriormente ordenó que los asesinaran a balazos, hecho que quedó documentado en un polémico video que circuló por redes sociales. De acuerdo con las investigaciones y reportes periodísticos, el martes 28 de enero del 2020 se dio a conocer que el empresario se encontraba desaparecido y posteriormente se supo que había sido “levantado” y llevado a Parral, donde sus secuestradores lo sometieron a un interrogatorio en el que confesó haber “huachicoleado” ductos de Pemex con ayuda de autoridades federales.

Al día siguiente, el 29 de enero de 2020, se encontró un vehículo calcinado a la altura del kilómetro 40+800 de la carretera Delicias– Satevó, en el que se hallaban dos cuerpos que resultaron ser sus escoltas Salvador Armando M. G., y Pedro Hiram H. P.

Un mes después, el 28 de febrero, se dio a conocer que Cuevas había escapado de uno de sus secuestradores, luego de asesinarlo durante un forcejeo dentro de la casa de seguridad en la que se encontraban, en la colonia Ampliación Juárez.

El deliciense logró huir, según su declaración, pero también sufrió una grave herida de bala en el rostro, producto de la pelea con su captor, por lo que fue trasladado a Chihuahua bajo un fuerte operativo de seguridad e ingresado al Hospital Cima para ser intervenido quirúrgicamente.

Tras despertar de su convalecencia, el 2 de marzo, se le ejecutó la orden de aprehensión correspondiente por el doble homicidio de sus guardias de seguridad y el sábado 14 de marzo, el empresario de la construcción fue trasladado del hospital hacia el Cereso Número 1 de Aquiles Serdán para que se le formulara imputación por homicidio e iniciar el proceso penal en su contra.

Cabe señalar que Carlos Cuevas sufrió un intento de homicidio en junio del 2017. Luego, el 12 de julio del 2019 estuvo a punto de ser secuestrado por varios sujetos armados que ingresaron al restaurante en el que se encontraba desayunando.

Además, un mes antes de su último secuestro, el 17 de diciembre de 2019, fue “levantado” junto a su esposa y sus dos hijos menores de edad. Su familia fue liberada horas más tarde y él fue encontrado con vida el 20 de diciembre.

Beneficiado por Corral

Pese a su turbio historial, la administración estatal de Javier Corral Jurado, a través de la Junta Central de Agua y Saneamiento (JCAS), adjudicó la construcción de la Planta Tratadora de Aguas Residuales Poniente de la ciudad de Delicias a la empresa Urbanizadora Mcallen, propiedad de Carlos Cuevas, por 59 millones de pesos.

El contrato fue firmado el 8 de noviembre de 2019 por el director ejecutivo del organismo estatal, Óscar Fidencio Ibáñez Hernández, y el exalcalde de Delicias, Heberto Villalobos Máynez, quien fungió como apoderado legal de la empresa de Abundis.

El 10 de diciembre de ese año, Javier Corral encabezó la colocación de la primera piedra de la planta tratadora. junto con el deliciense, funcionarios estatales y los exgobernadores José Reyes Baeza y Fernando Baeza Meléndez, que fungieron como invitados especiales.