Local

'Si no tenemos qué comer, vamos a tener que salir'

Vuelven los pañuelos rojos a La Noria

El Diario

De la Redacción/El Diario

martes, 03 noviembre 2020 | 19:57

Ante la falta de empleos y de apoyos alimenticios, habitantes de la colonia La Noria señalaron que el hambre los obliga a salir y a realizar distintas actividades como la venta de ropa usada en tianguis que actualmente los operativos les han impedido. 

Denunciaron que los apoyos no son distribuidos equitativamente, pues las despensas son sólo para quienes están en el padrón, con lo que no les han dejado otras opciones, pues a pesar de que colocan el pañuelo rojo, ya es poca la gente que acude a ayudarlos. 

Esta crisis sanitaria que ha paralalizado la económica ante las restricciones, ha golpeado duramente a las familias de escasos recursos, algunos de ellos quienes confesaron ya han puesto en venta pertenencias desde automóviles y los más desesperados, incluso, hasta sus cuartitos y terrenos para salir del apuro, comentaron.

“Ahorita está muy difícil la situación, es algo ya horrible. Nosotros no estamos apuntados para las despensas del DIF, pero una vez nos trajeron nada más, también venían con platillos pero luego eso ya se acabó. 

Entonces no nos quieren dar al menos frijol, arroz y aceite que es lo que más nos saca del apuro, porque lo que hacíamos era vender ahí en el corredor y ya está lleno de tránsitos y policías, que nos dicen que nos vayamos a la casa, pero si no tenemos qué comer, vamos a tener que salir”, detalló Verónica Agüero, vecina de la colonia La Noria. 

La madre de familia, quien tiene dos hijas pequeñas, una de ellas con un diagnóstico de gastrosquisis, por lo que el tratamiento le dejó secuelas, afirmó que las complicaciones a la hora de conseguir los alimentos les han afectado mucho, con lo que se encuentran desesperados e incluso debió vender su vehículo particular para ganar algo de dinero extra. 

Por su parte Édgar Hernández, de oficio obrero, detalló que actualmente el trabajo es poco, por lo que en días hay y otros no. Sin embargo deben de administrar muy bien “lo poco que sale”, para dar alimentos a todos los miembros de la familia. 

A pesar de que en las casas se colocan los pañuelos rojos, los apoyos no llegan pues los vecinos se encuentran en la misma situación de precariedad, mientras que los apoyos gubernamentales se ciñen sólo a quienes ya están en un padrón y las personas que acudían a apoyar han dejado de hacerlo. 

Para quien desee llevar el apoyo en alimentos a estas familias puede hacerlo en las calles Noria de las Almas y 70ª de la colonia La Noria