Local

Sin celebración ni visitas a panteones

Unicamente para inhumaciones y con muy poca gente se podrá entrar a los cementerios

El Diario

Juan Carlos Núñez/El Diario

lunes, 02 noviembre 2020 | 17:13

Hoy, lunes 2 de noviembre se celebra el Día de Muertos, una tradición de varias actividades, que en este año tuvieron que ser suspendidas debido a la contingencia sanitaria por el coronavirus, por lo que será muy distinta la forma de festejar en esta temporada. 

Esto, ya que la pandemia orilla a no tener aglomeraciones de gente, por lo que ni se permiten fiestas, ni visitas a los panteones que están cerrados al público, únicamente para inhumaciones y con muy poca gente. 

La tradicional “Feria del Hueso” en la que a las afueras de los principales camposantos se hacía verbena con puestos de comida, venta de diversos artículos, muchas flores, entre otras actividades, fue cancelada para evitar que se junten muchas personas. 

También se suspendió el desfile de catrinas que año con año se hacía en las principales calles de la ciudad, concurso de altares en escuelas, entre otras actividades que demostraban el ingenio para celebrar a los difuntos, que es parte de la cultura mexicana. 

Esta fecha en particular, aunque el tema principal es la muerte, se festeja con alegría, se recuerda a los seres queridos cuando compartían su vida con los deudos, además de varias creencias que tienen las personas como el que las almas visitan a sus familiares para convivir al menos un día, como cuando estaban vivos. 

La pandemia global por este virus, también ha dejado sus estragos en Chihuahua, que ha cobrado la vida de mil 904 personas, quienes este 2 de noviembre se les recordará como las primeras víctimas de este mal que atacó a toda la humanidad. 

El Día de Muertos siempre será muy llamativo, pero más ahora con esta situación de contingencia en que muchos han dejado este mundo por esta causa, otros por diferentes circunstancias, algunos muy jóvenes, otros de edad avanzada, mientras que habrá quienes nazcan ese día, algunos celebrarán su cumpleaños y la mayoría de la gente se quedará con la ilusión de haber podido ir a donde descansan los restos de sus seres queridos para mínimo, llevarles una ofrenda, una flor o simplemente una oración.