Local

Sin control, centros de rehabilitación

Desconocen Coespris y Salud cuántos operan sin certificados del Conadic

Silvestre Juárez/El Diario

M. Chavarría / H. Barrientos / El Diario

martes, 18 junio 2019 | 12:59

Chihuahua.- El presidente de la Comisión de Salud en el Congreso del Estado, Luis Alberto Aguilar señaló que no hay una normatividad para regular a los centros de rehabilitación; asimismo dijo que es preocupante, que no haya los recursos públicos suficientes para apoyarlos.

Por su parte, la vocería de la Coespris y de la Secretaría de Salud de Chihuahua, informaron que no todos los centros de rehabilitación cuentan con certificados expedidos por la Comisión Nacional Contra las Adicciones (Conadic) y que se desconoce el número actual de centros sin dicho certificado. El legislador de la bancada del Partido Acción Nacional (PAN), mencionó que ese tema ya lo ha venido abordando desde hace tiempo, pero no se han tomado cartas en el asunto, por parte de las autoridades estatales y federales involucradas.

“Es un tema que he traído personalmente, pero no está plenamente regulado. Yo he visitado algunos centros de rehabilitación en mi distrito, porque al final del día se trata de enfermedades por el consumo de alcohol o las drogas”; expresó. Agregó Luis Alberto Aguilar que habría que revisar bien esa situación, pero también reconoció que el problema de falta de recursos públicos es un asunto que afecta la operatividad y funcionamiento de los mismos. Lo anterior debido a que los propios centros tienen que hacer actividades para recaudar fondos.

“El problema es el mismo al de siempre, hay que hacer una revisión al respecto”, finalizó.

Por su parte la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coespris), informó que dos centros de rehabilitación han sido suspendidos por irregularidades sanitarias.

De acuerdo con la dependencia, existen 101 centros de rehabilitación que operan en el estado, principalmente en los municipios de Chihuahua, Juárez, Delicias, Cuauhtémoc, Parral, Casas Grandes y Ojinaga, de los cuales dos fueron suspendidos en un periodo de 17 meses.

La Coespris implementó dos suspensiones de actividades parciales en Chihuahua y Cuauhtémoc. Uno de los centros de rehabilitación fue clausurado temporalmente porque los empleados suministraban medicamentos sin una receta.

Tras inspecciones de la dependencia, se determinó que algunos fármacos incluso llevaban fechas de caducidad ya vencidas y guardadas sin cajas. Esto derivó del resguardo y destrucción de los medicamentos.

El segundo centro de rehabilitación fue suspendido por malas prácticas de higiene y sanidad.

Pese a irregularidades sanitarias y conservación y suministro indebido de medicamentos para adictos, la Coespris liberó la suspensión, por lo que las actividades de estos centros de rehabilitación continúan en marcha.

La vocería de la Coespris y de la Secretaría de Salud de Chihuahua informaron que no todos los centros de rehabilitación cuentan con certificados expedidos por la Comisión Nacional Contra las Adicciones (Conadic).

A nivel local, se desconoce el número actual de centros sin dicho certificado.

Sin embargo, el primer informe anual de la Comisión Estatal de Salud Mental y Adicciones informó en 2017 que, en ese entonces, sólo 15 de 85 de esos establecimientos contaban con el aval de la Conadic.

La vocería de la Secretaría de Salud Estatal comentó que la Conadic ofrece becas y apoyos a los centros de rehabilitación que estén reconocidos por la federación.

Debido a que un alto porcentaje no cuenta con los respectivos certificados para operar, existe poca entrega y recepción de apoyos.

Sin embargo, el resto de los centros de rehabilitación no avalados por el Conadic ofrecen sus servicios bajo el cumpliomiento de la Norma Oficial Mexicana NOM- 028-SSA2-2009, la cual establece los lineamientos para la prevención, tratamiento y control de adicciones.

Dentro de las regulaciones, Protección Civil también participa en la vigilancia de estos centros, mediante auditorías a la infraestructura del establecimiento. Por otro lado, la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) se encuentra a cargo de atender presuntas violaciones a los derechos humanos de los internos de estos centros de rehabilitación.

El Diario intentó comunicarse con Néstor Armendáriz, titular de la CEDH, para conocer casos en los que una clínica de rehabilitación haya vulnerado los derechos de alguna persona internada por adicción, sin embargo no hubo respuesta.