Local

Sin responsabilidad oficial por gasolina adulterada

Fueron 28 los dueños de vehículos afectados

Archivo/El Diario

De la Redacción

jueves, 15 julio 2021 | 18:42

Fueron 28 los dueños de vehículos afectados por la gasolina contaminada con agua del pasado 4 de julio en la estación de avenida Lombardo Toledano, informó la Procuraduría Federal de Protección al Consumidor (Profeco), mientras que hasta el momento no existen responsables legales por el combustible alterado, sólo disputas mediáticas entre grupos gasolineros. 

“Se han presentado reclamaciones directamente con la empresa de un total de 28 consumidores, de los cuales 16 fueron conciliados de forma inmediata, a 11 consumidores se les realizó un reconocimiento expreso de la responsabilidad de la empresa a fin de determinar de forma posterior los daños ocasionados y realizar el pago total de los mismos así mismo fue informado un caso de un consumidor con residencia extranjera al cual se le proporcionaron viáticos, además de lo conducente para la reparación de su vehículo”, informó la Profeco a través de un comunicado de prensa. 

‘Benjamín’, uno de los afectados que pidió mantener su identidad en el anonimato, comentó que la empresa US Fuel cubrió los gastos de reparación de la bomba de gasolina de su vehículo, cuyo costo ascendió a 6 mil pesos, y que también repondrá el combustible que había cargado. 

El domingo 4 de julio, más de 50 personas hicieron la reclamación por desperfectos, sin embargo, Benjamín, quien lleva puntual seguimiento del caso, comentó que aparecieron decenas de oportunistas que pretendían hacerse pasar como afectados, con el objetivo de poder cobrar por concepto de reparaciones. 

Luego de que el pasado martes se absolviera de responsabilidades al chofer de la empresa Transportes Rohana, acusado del presunto ilícito de adulteración de hidrocarburos, la Procuraduría General de la República no ha dado a conocer el avance de las investigaciones. 

Luz María Esqueda, vocera de la institución en el estado, dijo que de momento no cuenta con información sobre el caso. En ambos casos, FGR y Profeco, el manejo de prensa se encuentra centralizado y depende de los criterios que se quieran exponer desde las oficinas centrales de la Ciudad de México. 

La empresa US Fuel tampoco accedió a informar sobre el avance en la denuncia que atrajo la FGR, y mientras el hermetismo perdura en torno de un grave caso de combustible adulterado, de opacidad.