Local
Ejido Tabalaopa

Sobrevive a la urbanización

El rancho de la familia Cruz, donde se produce ganado lechero ha quedado en medio de negocios y fraccionamientos

El Diario

De la Redacción

martes, 06 abril 2021 | 05:00

Chihuahua.- El ejido Tabalaopa, al sur de la ciudad es uno de los pocos sectores dentro de la urbe que aún cuenta con ranchos y tierras dedicadas a la ganadería y el cultivo, sin embargo ha quedado en medio de la urbanización en este sector, pues la zona que antes podría considerarse rural se ha rodeado de fraccionamientos y construcciones.

Los productores Diego Rafael Cruz y Martha Cruz, destacaron que en su rancho sobre la avenida Palestina y calle 22ª, alrededor de salones de eventos, restaurantes, escuelas y domicilios particulares, ellos siguen aún con su actividad de ordeña de vacas, crianza de marranos, venta de huevos frescos de gallina, así como a sembrar la tierra donde pastan las vacas lecheras.

Si bien hace años también mantenían un criadero de caballos pura sangre, este último ya quedó atrás, pero el rancho aún sigue en pie, aunque con algunas complicaciones debido a la pandemia y a la difícil situación que enfrentan los lecheros del estado por los bajos precios en los que se compra su leche, que apenas llega a cinco pesos el litro para su producción.

No obstante, el ambiente rural aún se siente como tal en esta zona, donde hectáreas de siembra se mantienen en los arroyos y el río, al cual llegan también los fraccionamientos y las grandes autopistas.

Este contraste entre la urbanización y el campo de Chihuahua, donde por muchos años se realizó esta labor cuando este ejido era una orilla de la ciudad no evita que los labriegos productores continúen con sus actividades aunque en pequeño, pues cuentan con alrededor de 40 cabezas de ordeña.

Su producto es vendido así en San Benito para su producción, detallaron. Derivado de la pandemia se dijeron afectados por los costos de materia prima, alimentos, transporte, entre otros costos y la falta de apoyo de autoridades, ya que, señalaron han pedido el aumento del precio de la leche, lo que no ha tenido éxito.

“La gente nos dice que este es de los últimos ranchos en medio de la ciudad, porque la mayoría ya están por la carretera Aldama, o en las zonas rurales”, explicaron y señalaron que actualmente los ganaderos en el municipio se han reducido con el paso de los años, por la falta de tierras, entre otros factores.

Actualmente este rancho vende también leche bronca, queso y huevos frescos a la población que así lo desee, pues señalaron la importancia de apoyar este tipo de producción local y así también consumir alimentos frescos.