Local

Sobrevive 'La Mordida Sabrosa' a la pandemia

María del Carmen cuenta que todo el año pasado las ventas bajaron hasta un 60 por ciento

Francisco López/El Diario

Juan Carlos Núñez/El Diario

lunes, 12 julio 2021 | 16:02

Chihuahua.- Julia Ángela abrió el icónico puesto de comida “La Mordida Sabrosa” hace más de 40 años, el cual se encuentra en la avenida División del Norte casi intersección con calle 39, que a pesar de la pandemia generada por el coronavirus (Covid-19), ha logrado mantenerlo incluso con la considerable baja de clientes.

Antes de la contingencia, tenían como clientela la guardería del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (Issste), el personal de la clínica de maternidad del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), así como los alumnos del Colegio de Bachilleres Plantel No. 8, que hacían fuertes a la mayoría de estos establecimientos.

Su hija, María del Carmen cuenta que todo el año pasado, las ventas bajaron hasta un 60 por ciento y los primeros tres meses del inicio de la pandemia estuvo cerrado. Cuando reabrieron, la recuperación ha sido excesivamente lenta pero con mucha esperanza,

“Mi mamá es la dueña del puesto, y no nos cobró renta en los meses que cerramos. Imagínese, ya hubiéramos cerrado o quebrado”, platicó María del Carmen

ya que al menos los clientes habituales son leales.

“Lo bueno es que mi mamá es la dueña del puesto, yo le pago renta y en estos meses cerrado no me cobró. Imagínese si fuera de otra persona y hubiera querido cobrar, ya hubiéramos cerrado o quebrado”, platicó la encargada, quien recordó que los platillos como sopes, gorditas, burritos, son la especialidad y del gusto de muchos, razón por la que a pesar de la pandemia, aún hay quienes van a comer ahí.

Ahora con menores restricciones, se ha visto una recuperación más favorable, ya que la guardería está abierta, hay personal administrativo en el Cobach, además que acuden más personas a la clínica, por lo que van viento en popa con las ventas.

Otro factor que ayudó mucho, fue que continuaban los pedidos para llevar y que acudieran los gustosos de su comida a pesar de la pandemia, pero también el no bajar la calidad, a pesar de la alza de precios, de tal modo que ha sido una de las maneras en que lograron sobrellevar la crisis económica y continuar con el servicio.