Local

‘Sólo a través de la fe entenderemos quién es Jesús’

Hay que seguir las enseñanzas de Cristo y reconocer que todo gozo máximo viene de Él: arzibispo

Juan Carlos Núñez/El Diario

lunes, 02 agosto 2021 | 05:00

Chihuahua, Chih.- El arzobispo de Chihuahua, Constancio Miranda Weckmann, envió ayer un mensaje de reflexión a los feligreses para acrecentar la fe, ya que sólo a través de ella, es como se puede entender a Jesucristo.

Lo anterior, durante la homilía dominical oficiada en la Catedral capitalina, con un aforo más considerado que en otras ocasiones, pero con las medidas sanitarias adecuadas para evitar contagios por el coronavirus (Covid-19).

Además, la misa fue transmitida por medio del portal de Notidiócesis en Facebook, acción que se ha vuelto permanente desde el inicio de la pandemia hasta la fecha.

El mensaje fue dirigido a materia de recordatorio para comprender que la fe no se percibe con los cinco sentidos, sino en lo interior, así que exhortó a los fieles católicos a seguir las enseñanzas de Cristo y reconocer que todo gozo máximo viene de él y es lo único que puede saciar todo tipo de hambre espiritual.

Esto, lo basó en el Evangelio según San Juan, el cual dice textualmente lo siguiente: “En aquel tiempo, al no ver allí a Jesús ni a sus discípulos, la gente subió a las barcas y se dirigió en busca suya a Cafarnaún.

Al llegar a la otra orilla del lago, encontraron a Jesús y le preguntaron: Maestro, ¿cuándo has venido aquí?

Jesús les dijo: Os aseguro que vosotros no me buscáis porque hayáis visto las señales milagrosas, sino porque habéis comido hasta hartaros. No trabajéis por la comida que se acaba, sino por la comida que permanece y os da vida eterna. Ésta es la comida que os dará el Hijo del hombre, porque Dios, el Padre, ha puesto su sello en él.

Le preguntaron: ¿Qué debemos hacer para que nuestras obras sean las obras de Dios?

Jesús les contestó: La obra de Dios es que creáis en aquel que Él ha enviado.

¿Y qué señal puedes darnos –le preguntaron– para que, al verla, te creamos? ¿Cuáles son tus obras? Nuestros antepasados comieron el maná en el desierto, como dice la Escritura: "Dios les dio a comer pan del cielo."

Jesús les contestó: Os aseguro que no fue Moisés quien os dio el pan del cielo. ¡Mi Padre es quien os da el verdadero pan del cielo! Porque el pan que Dios da es aquel que ha bajado del cielo y da vida al mundo.

Ellos le pidieron: Señor, danos siempre ese pan.

Y Jesús les dijo: Yo soy el pan que da vida. El que viene a mí, nunca más tendrá hambre, y el que en mí cree, nunca más tendrá sed.