Local

'Sólo quiero justicia'

'Roy utilizaba la carretera libre porque no teníamos dinero para pagar la caseta', denuncia su madre

Salud Ochoa/El Diario
jueves, 11 julio 2019 | 09:20
Francisco López/El Diario

Chihuahua.- Aún con el dolor de la pérdida de su hijo más pequeño, Teresa Gómez –madre de Roy de Jesús Gómez- pidió justicia para su hijo fallecido la madrugada del pasado domingo tras chocar con un tráiler en el kilómetro 7 de las llamadas “curvas del perico” en la carretera libre a Juárez.

De acuerdo con la familia, Roy utilizaba la vía libre debido a que no contaban con los recursos suficientes para pagar a diario los 69 pesos que cuesta el peaje en la caseta de Sacramento y que además, a pesar de que tanto él como su hermano Kevin viajaban cotidianamente a la ciudad para estudiar y trabajar respectivamente, a ninguno se le había otorgado la tarjeta de descuento.

“¡Solo quiero justicia para mi hijo! Tengo el corazón destrozado porque él tenía muchos sueños, planes, se había puesto muchas metas. Lograba lo que se proponía, acababa de terminar la escuela y ya tenía un trabajo seguro. Le hablaron de la agencia donde hizo sus prácticas y este miércoles iba a llevar los papeles para empezar a trabajar. Ahora todo se terminó solo porque tomó la carretera”, dijo Teresa frente al altar que mantiene para sus hijos Roy y Marco Antonio en una esquina de la cocina de su casa.

Los dos hijos de Teresa perdieron la vida en el mismo tramo carretero, por las mismas causas y a la misma edad. Marco Antonio tenía 19 años cuando murió el 22 de noviembre de 2017, Roy  de 19 años también perdió la vida el pasado domingo 7 de julio.

A raíz de la muerte de Marco Antonio, Roy y Kevin buscaron tramitar la tarjeta para poder transitar por la caseta, sin embargo, a pesar de que llevaron toda la papelería nunca les otorgaron dicho documento argumentando un adeudo de revalidación vehicular que Roy tenía de dos años.

“Dicen que tienen que pagar la revalidación vehicular pero saben que uno gana apenas para mal vivir y a eso se atienen, que no tenemos dinero para pagar”, explicó Teresa quien todos los días debe caminar por lo menos una hora de ida y vuelta a su trabajo, subirse a una moto o pedir un aventón.

 “Mi hijo usaba la brecha, es cierto, en su moto o carro, pero nos quitaron la brecha y se iba por las curvas porque no me alcanzaba el dinero para estarle pagando caseta todos los días. Solo les pido que sean justos”, dijo Teresa quien además de enfrentarse a la muerte de Marco Antonio y Roy también tiene que luchar contra la diabetes, arritmias y depresión.

“Tomo 6 pastillas al día para controlar las enfermedades pero con todo y eso no he dejado de trabajar para sacar a mis hijos adelante”, indicó.

Teresa y Kevin, los dos sobrevivientes de una familia rota, señalan que les parece injusto que además de la muerte de Roy, el trailero involucrado en el accidente no tenga ninguna sanción ya que –aseguran- el croquis se hizo “a modo” y con la versión del sobreviviente. 

“Me dijeron que era un accidente y que no había delito que perseguir. Solo quiero justicia para mi hijo porque dicen que él invadió el carril del tráiler pero no fue así, las marcas en la carretera estaban muy claras y el trailero invadió el carril de mi hijo, pero la autoridad siempre se jala para donde hay dinero y como uno es pobre pues ni caso le hacen. Es inhumano lo que hacen”, enfatizaron.

Por otra parte, la familia de Roy acusa a la autoridad investigadora de no querer atenderles ni recibirles una denuncia que han intentado interponer ante la fiscalía desde el domingo ya que a pesar de haber acudido en dos ocasiones, solo les dan largas y aplican la “ley del cansancio”.

“Ninguna autoridad se ha acercado para nada. Mi hijo Kevin fue a querer poner una demanda el domingo y le dijeron que no había quien la recibiera y que regresara el lunes. El lunes volvió y nunca lo atendieron. Primero le dijeron que esperara 10 minutos, después que en media hora y después que a mediodía. Finalmente se tuvo que regresar para estar con su hermano durante el funeral. Nunca nos recibieron la denuncia pero queremos hacer algo al respecto porque al trailero lo detuvieron pero me imagino que ya ha de estar en libertad porque como dicen, con dinero baila el perro”.

En la Fiscalía Zona Centro se confirmó que no existe una carpeta de investigación en torno al incidente.

Con el recuerdo de sus hijos a cuestas y la convicción de seguir viviendo porque “tengo otro hijo y dos nietos” –uno de Marco Antonio, Teresa trata de continuar llevando consigo anécdotas que le mantienen vivo el corazón y le dan algo de paz.

“Roy era un buen muchacho, quería seguir estudiando pero sabía que yo no podía darle más estudios y nos pusimos de acuerdo en que entre los dos pagaríamos su carrera. Además del Conalep fue dos semestres a Cenaltec y le dieron su certificado. Era un muchacho rebelde pero de muy buen corazón que ayudaba a quien lo necesitara sin preguntar ni pedir nada a cambio. Si se caía se levantaba, siempre fue así. Era hiperactivo, tuvo problemas de aprendizaje pero salió adelante”, dijo orgullosa del joven y pidió a las autoridades el apoyo, para ella en específico pero sí para las decenas de jóvenes que, como su hijo, carecen de recursos económicos para seguir estudiando.

“El gobierno debería apoyar más a los jóvenes que sí quieren estudiar y trabajar también a las madres solteras que luchan para sacar a sus hijos adelante. A veces por eso los muchachos dejan de estudiar, porque no hay recursos y sus sueños se truncan”, enfatizó.

No se ha entregado ninguna tarjeta a vecinos del Sauz: Presidente seccional

Desde 6 meses a la fecha no se ha entregado ninguna tarjeta para el paso libre por la caseta a vecinos de El Sauz, aseguró el presidente Seccional Sergio Vega. Dijo que efectivamente se han tenido reuniones con representantes del gobierno y del fideicomiso que tiene a cargo la operación de las casetas, sin embargo, la propuesta es solo hacer un descuento no eliminar el cobro.

“La última vez nos dijeron que nos harían un descuento del 40 por ciento pero eso no nos sirve. Igual vamos a seguir pagando y la gente no tiene dinero para estar cubriendo esas cuotas”, aseguró el entrevistado. 

Dijo que un alto porcentaje de los casi 5 mil habitantes que hay en el citado seccional, viaja cotidianamente a la ciudad para estudiar o trabajar por lo que sí es urgente que se tome una determinación en el tema que beneficie a los usuarios.

Hace apenas unas semanas, cuando el conflicto por la brecha se recrudeció, el gobierno del estado emitió un boletín asegurando que se habían entregado más de 1 mil 500 tarjetas, situación que por lo menos para El Sauz y a decir de la autoridad local, no se ha aplicado.