Local
Se mata a una cada mes en el estado

Son niñas blanco de la violencia

Melanie y Rosita, asesinadas en Chihuahua y Juárez, entre las más recientes víctimas

Staff / El Diario / Una cruz rosa sobre una pared, símbolo de la exigencia de seguridad para las mujeres; al fondo, un elemento de la Guardia Nacional durante un operativo de vigilancia

Salud Ochoa
El Diario

miércoles, 06 octubre 2021 | 05:00

Chihuahua— Melanie tenía once años de edad cuando fue asesinada y desmembrada junto con su familia el 19 de septiembre del año en curso; sus restos fueron localizados en el interior de una vivienda de la calle 26 y Palestina en la ciudad de Chihuahua. Rosita, de apenas 13 años, fue estrangulada y su cuerpo sin vida encontrado en un terreno baldío de la colonia Pánfilo Natera en Ciudad Juárez. 

Ambas perdieron la vida en manos de menores de edad según datos confirmados por la Fiscalía General del Estado y la Fiscalía Especializada de la Mujer, y ambas forman parte también de la estadística de violencia contra las niñas y adolescentes en Chihuahua, entidad que aparece como una de las más violentas en informes del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Del 1 de enero al 30 de septiembre del 2021, los cuerpos femeninos de 10 menores de 17 años han ingresado al Servicio Médico Forense por homicidio, lo que significa que en Chihuahua se asesina a por lo menos una niña o adolescente cada mes.

De esas víctimas, dos tenían 11 años o menos, una de ellas –Melanie– asesinada por proyectil de arma de fuego en Chihuahua capital y la otra, de apenas 6 años de edad fue estrangulada en Guachochi.

Las ocho restantes se ubican en el grupo de 12 a 17 años, de las cuales 4 fueron registradas en la Zona Norte, 2 en la Zona Centro (una de Chihuahua y otra de Camargo), fueron victimadas por estrangulamiento y arma de fuego respectivamente. A ellas se suman, dos menores más asesinadas con arma de fuego, la primera el 9 de agosto del 2021 reportada por la Fiscalía Occidente y otra el 24 de junio por la Fiscalía Zona Sur.

La violencia contra las niñas, niños y adolescentes (NNA) de la que Melanie y Rosita fueron objeto, ha ido en aumento durante los últimos años en México y geográficamente, Chihuahua es considerado un punto “caliente” según el reporte “Panorama estadístico de la violencia contra niñas, niños y adolescentes en México”, realizado por la Unicef.

De acuerdo con dicho documento, las defunciones por homicidio de NNA se agrupan de manera no aleatoria en cuatro zonas. La primera está conformada por los municipios que colindan entre las entidades de Sinaloa, Durango y Chihuahua; la segunda se localiza alrededor de Ciudad Juárez (Chihuahua) y sus municipios contiguos; la tercera concentración se presenta en Tamaulipas y algunos municipios de la frontera con el estado de Nuevo León y finalmente destaca la región que comprenden los municipios del centro y sur de Guerrero. Chihuahua sin embargo, aparece entre las entidades más violentas.

Los asesinatos de Melanie y Rosita, se registran a poco más de un mes y medio de que en Chihuahua se decretara la Alerta de Género en 5 municipios, entre los cuales se encuentran Ciudad Juárez y Chihuahua capital.

Durante la declaratoria, Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos de la Segob, reconoció que la alerta por sí misma no resuelve el problema de la violencia machista y feminicida, pero establece políticas, lineamientos y acciones que todos deben asumir para hacerle frente. Sin embargo, hasta el momento se desconoce cómo ha operado citada alerta. 

A la fecha se contabilizan 248 feminicidios: 9 han ocurrido en los primeros días de octubre, 23 se dieron durante septiembre y 33 en agosto. De ellos, 70 se han registrado en la Zona Centro, 146 en la Zona Norte, 21 en Zona Occidente y 11 en Zona Sur. 

Expuestas a la pobreza y maternidad temprana

En Chihuahua, según datos del Inegi, hay 432 mil 420 niñas de 0 a 12 años; las que viven en la región serrana son quienes están más expuestas a la pobreza, y a vivir sin acceso a la salud, educación, además se presenta maternidad temprana y falta de oportunidades en general. La violencia, sin embargo, se presenta de la misma forma en las zonas rurales que en las urbanas.

En lo que respecta a matrimonios de niñas, niños y adolescentes, según la Unicef, el municipio con mayor incidencia en la entidad es Riva Palacio con 4 por ciento del total. En 2017, se modificó el Código Civil del Estado de Chihuahua y se aprobó la prohibición del matrimonio para menores de 18 años sin excepciones.

Los municipios con un mayor porcentaje de nacimientos en mujeres menores de 18 años de edad se encuentran en la región serrana y al este de la entidad en Manuel Benavides.

El informe establece además que 4 de cada 10 delitos sexuales que se cometen son contra este grupo poblacional.

La violencia contra las niñas también es en el ámbito sexual, misma que se refleja en embarazos no deseados y que, de acuerdo con información de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim), son más de mil diarios en el país.

“No debemos tener miedo ni vergüenza cuando ocurre un hecho de violencia contra las niñas porque en la mayoría de los casos, el agresor es una persona que tiene la confianza de la víctima. Hay que creer en la palabra de las niñas, de las mujeres y que no nos de miedo denunciar. Tenemos que poner un alto como sociedad e instituciones a la violencia contra las niñas. Todos los días ocurren en México alrededor de mil nacimientos que son producto de violación a las menores y por eso hay que estar vigilantes”, señaló Fabiola Alanís, titular de la Conavim en entrevista.

Los estados con mayor violencia sistemática contra las niñas, dijo, son Guerrero, Tlaxcala, Sonora, Sinaloa, Guanajuato, Colima y Chihuahua.