Local

Su pareja intentó matarla; hoy, chihuahuense celebra un año de vida

“Tengo infinidad de cicatrices, pero me hacen más fuerte”

El Diario en Línea
jueves, 14 noviembre 2019 | 11:44

Chihuahua.- “Tengo infinidad de cicatrices pero son las que me hacen fuerte y decir yo pude con eso y puedo con más”, así lo expresa una joven madre chihuahuense que hace un año fue atacada brutalmente por quien era su pareja.

Ese día el  hombre la golpeó y apuñaló más de 20 veces frente a su hija de sólo dos años de edad. Intentaba matarla, pero sobrevivió. A doce meses de distancia, las cicatrices que ella se atrevió a mostrar y compartir en redes sociales, aún permanecen, pero su espíritu es más fuerte.

El rostro de Okani Martínez, muestra las huellas de la violencia. Ella sobrevivió y hoy pide justicia, pero también celebra la vida, como lo dice en su publicación:

“El día de hoy cumplo 1 año de vida  y me felicito por eso, porque ha sido un año muy difícil, y he salido adelanté por mi y por mi hija. De verdad trato de ser fuerte día con día, y hay ocasiones en las cuales quisiera rendirme, más sin embargo, no lo he hecho y jamás lo haré”.

Su agresor, al que ella identifica como César Mendoza, está libre. “Caminando en Parral como si nada hubiera hecho”, escribió. 

La intentó matar, sólo porque ella ya no lo quería. 

“Hoy en día es común que nuestras parejas o exparejas atenten contra nosotras, yo vi señales y las ignoré. Hoy te pido a ti mujer que no te ciegues y a la primer señal te alejes, no te esperes hasta que pase algo aún más grave”, dice tras la experiencia vívida.

Okani considera que su fe la mantuvo en pie “ Gracias Dios por haberme dado esas fuerzas que tanto necesite ese día para poder salir de ese infierno”.

Hoy se siente fuerte y hermosa y espera por la justicia.