Local

'Te amé desde el día que naciste', palabras a una hija asesinada

A dos años del feminicidio de Salma Montes, en Delicias, la justicia no llega

El Diario en Línea

martes, 08 junio 2021 | 10:53

Chihuahua.- “Te amé desde el día que naciste, te amo por lo que siempre fuiste… y espero que en otra vida nos volvamos a encontrar”. Son palabras que dirige Soledad Soto a la memoria de su hija Salma Yahaira, en el segundo aniversario de la muerte y el hallazgo del cuerpo mutilado de la joven. Un feminicidio sin castigo.

Salma Montes Soto - quien a los 22 años de edad fue asesinada, cercenada y tirada a la orilla de un canal de riego - nació el domingo 18 de noviembre de 1990, en la ciudad de Delicias.

Ahí creció bajo el cuidado, protección y cariño de su madre y de su hermana mayor Karen.

Una fotografía compartida por la organización Justicia Para Nuestras Hijas, da cuenta de aquellos años felices de infancia. Salma en el extremo derecho, su madre al centro y su hermana en lado izquierdo. En otra más reciente, Salma y Karen intercambian posiciones.

“Tu partida me enseñó a ser fuerte, pero se me olvidó decirte que tú eres mi todo”, expresa Soledad en un texto que acompaña la publicación de la imagen y en el que también puede leerse “Sé que estarás presente en cada momento de mi vida, estarás en mis oraciones, cuando llore, pero sobre todo cuando ría, y al final de mis días diré que nunca te fuiste”.

Hoy tanto Soledad como Karen siguen esperando se haga justicia y se castigue a quien de manera brutal acabó con la vida de Salma. 

La Fiscalía sostiene que el asesinato fue cometido por su expareja sentimental, Kevin P.H., quien permanece en la cárcel, pero hasta hoy pero la autoridad judicial no ha fijado fecha para iniciar el juicio.

Salma Montes, desapareció  la noche del 31 de mayo de 2019, en el centro de ciudad Delicias. Unos amigos la dejaron ahí ya que había accedido a ver a su exnovio, Kevin.

No volvió a casa, y su búsqueda comenzó.

El 7 de junio de 2019,  una persona reportó el hallazgo de restos humanos a la orilla del canal de riego ubicado a espaldas del rastro. Las pruebas de  ADN determinaron que se trataba de la joven desaparecida.

Kevin fue aprehendido ese mismo año como presunto responsable de la desaparición forzada. Admitió que estuvo con Salma pero refirió dijo que sujetos armados a bordo de un vehículo llegaron al lugar donde estaban,  lo golpearon y se llevaron a la joven.

El juez de control Alejandro Carrasco Borunda, lo dejó en libertad bajo el argumento de que no se podía comprobar que él hubiese privado de la libertad a Salma. La Fiscalía Especializada de la mujer apeló la resolución y meses más tarde consiguió que fuera nuevamente aprehendido.

Pero su juicio sigue a la espera, y el feminicidio de Salma sin justicia.