Local

Tecolín, la moneda comunitaria chihuahuense

Promueve la economía solidaria

Francisco Córdova / El Diario

martes, 31 mayo 2022 | 05:00

Chihuahua.- Tecolín es el nombre de la primera moneda comunitaria en Chihuahua, misma que busca promover una economía solidaria que no se base en la acumulación, sino en el intercambio justo de bienes y servicios y que contrarresta también el modelo económico de explotación, según explicaron sus promoventes. Se trata de la iniciativa de un grupo de chihuahuenses quienes pretenden llevar a cabo la implementación de esta moneda en ferias multitrueke, de la cual ya se realizó la primera en la ciudad. 

Este modelo no es nuevo en México, ya que tiene como precedente al Túmin, moneda comunitaria veracruzana que se usa desde 2010 y que es aceptada en distintos comercios. Sin embargo en el modelo chihuahuense la moneda se focaliza a espacios de organización como ferias en las que productores regionales, a quienes se llama prosumidores se involucran en el intercambio de productos a través de esta moneda y también lo pueden hacer consumidores solidarios pues existen dos presentaciones de esta moneda que distinguen a cada uno. Mientras que el tecolín es equivalente a un peso mexicano. 

 “Creemos que hay muchas razones por las cuales es muy necesario encontrar formas nuevas de hacer economía, pero también de interrelacionarse colectivamente y proteger el ambiente, la naturaleza y mejorar la forma en la que convivimos. La economía solidaria toma en cuenta todos estos hechos y es una forma integral de ver las cosas. Consideramos que el sistema actual político y económico tiene ya muchos problemas. Creo que son claros los límites a los que hemos llegado en la propia especie humana y animal que ha puesto en riesgo claro de extinción los propios ecosistemas y que tiene que ver con el tipo de sistema económico en el que vivimos, que es el capitalista”, detalló Horacio Almanza, integrante de este proyecto. 

Actualmente, detallaron integrantes, el comercio internacional tiene reglas caprichosas que determinan los precios y el valor de las monedas. Las grandes corporaciones actúan en función de su máxima ganancia, y las pérdidas son absorbidas por los consumidores, la clase trabajadora y la población en general. 

Por lo que con este tipo de economías se puede dar un valor real a los productos, sobre todo de producción local, al utilizar esta moneda con una herramienta para facilitar el trueke  entre una variedad de personas pertenecientes a una comunidad que tienen algo que ofrecer y aportar a la misma. 

Asimismo, especificaron, la comunidad tiene la escala adecuada y acordada basada en los valores de la confianza, la cooperación, el apoyo mutuo, el trabajo digno, el respeto a la naturaleza, entre otros valores. Dicha moneda sólo puede ser utilizada durante estas ferias de intercambio y funciona a través de la confianza entre participantes quienes incluso pueden crear relaciones adicionales para nutrir a la comunidad y no con fines de enriquecimiento de individuos. 

Durante la primera de estas ferias se tuvo la participación de más de una veintena de prosumidores, y en base a la experiencia se busca seguir nutriendo una economía solidaria en la que puedan surgir mayor número de participantes para tener una opción de mercado en la que compitan a través de economías más justas para ellos. 

fcordova@hotmail.com