Local

Templo cristiano se ‘adueña’ de parque, denuncian

Vecinos aseguran que colocan un equipo de sonido a todo volumen y los asistentes a ese lugar obstruyen las cocheras de las casas

Fernando Reyes/El Diario

martes, 24 marzo 2020 | 20:50

Chihuahua.- Vecinos del fraccionamiento Valle de San Pedro denunciaron que un templo cristiano se adueñó de un parque en el cual ahora están construyendo sin contar con el permiso de las autoridades.

La señora Rosa Isela Urbina explicó que la molestia vecinal se debe no sólo a que se adueñaron del parque sino que el templo se ha convertido en un tormento para la gente que vive en las calles cercanas, pues sin respeto alguno durante sus reuniones, colocan un equipo de sonido a todo volumen y no conformes, los asistentes a ese lugar obstruyen las cocheras de las casas, llenan las calles de vehículos y hasta se quedan estacionados en doble fila. 

El espacio público que en un principio se había dicho que estaba destinado para un parque, se ubica en las calles Valle de San Salvador y Valle de San Miguel, lugar en donde los integrantes del templo Misterio La Vid, comenzaron colocando una carpa en donde se reunían para sus cultos sin embargo sin aviso alguno, instalaron una letrina que genera malos olores, cercaron el terreno y comenzaron a construir. 

Son varias las ocasiones en que los vecinos han ido a hablar con la pastora Aracely Estrada Cano, quien regularmente se muestra intolerante y prepotente, constantemente hace alusión a que a ella y su templo la protege la Presidencia Municipal, además de que presume tener varios conocidos en el Ayuntamiento que la apoyan. 

Los colonos ya han denunciado el hecho, incluso acudieron inspectores de la Dirección de Desarrollo Urbano y Ecología quienes midieron los decibeles del volumen de las bocinas y señalaron que se excedían del límite permitido en un 15 por ciento. 

Rosa Isela Urbina dijo también que los habitantes de esas calles habían plantado algunos árboles en ese terreno, mismos que fueron quitados para la construcción ilegal de ese templo. 

El problema se ha ido agravando por lo que los vecinos del sector hacen un enérgico llamado para que intervenga la autoridad municipal, pues la inconformidad y los reclamos son cada vez más, sobretodo porque la pastora y la gente que acude al templo, ni siquiera son de ese fraccionamiento y sólo van a ocasionar molestias.

mreyes@diarioch.com.mx