Local
Estaban en libertad condicional

Tenían sentencia de prisión muertos en avionetazo

Fueron detenidos en febrero junto a ‘El Maniaco Salgueiro’

Argelia Domínguez/El Diario

viernes, 07 octubre 2022 | 09:15

Chihuahua, Chih. Uriel Eriberto Urías Castro e Ismael Rodríguez Urías, fallecidos el pasado sábado 1 de octubre en un accidente aéreo, contaban con una sentencia condenatoria de dos años tres meses de prisión por la portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército y drogas.

La Fiscalía General de la República (FGR) confirmó la sentencia en contra de ambos sujetos, quienes fueron detenidos el pasado 2 de febrero junto e Efrén S. G., alias ‘el Maniaco’, en el municipio de Parral. 

Sin embargo, al tratarse de una pena menor a tres años de prisión se les permitió acceder a libertad condicional, aunque sin ningún tipo de dispositivo localizador, pues la propia FGR indicó que a las personas sentenciadas no se les aplican medidas cautelares de este tipo. 

Fue el 10 de febrero cuando una jueza de Control del Distrito Judicial Hidalgo decretó auto de vinculación a proceso en contra de “El Maniaco”, Ismael y Uriel Eriberto, fijó un mes para la investigación complementaria y declinó la competencia al fuero federal, quien finalmente dictó sentencia. 

Fue durante la tarde del pasado sábado cuando los dos individuos perdieron la vida junto a Onésimo Abelardo Urías Castro, de 34 años, mientras viajaban en una aeronave en la localidad conocida como San Francisco de los Salgueiro, sección de Dolores, municipio de Guadalupe y Clavo.

Testigos señalaron que la aeronave volaba a baja altura, impactando con unos cables de alta tensión, lo que derivó en que la avioneta se precipitara en las inmediaciones del lugar conocido como arroyo San Francisco.

Otro caso en que personas relacionadas con la delincuencia organizada libran la prisión se dio el pasado miércoles, cuando la jueza federal Cristina Lozoya Gámez determinó dejar en libertad a seis supuestos integrantes del Cártel de Sinaloa detenidos la madrugada del 29 de septiembre en Guachochi con varias armas, tras calificar como ilegal su detención, pese a que en una audiencia previa ésta había sido considerada legal. 

Ramona Leticia G., Reyes C., Carlos C., Raúl Iván A., Yael F. y Jesús Heraclio M. fueron detenidos “en un lugar conocido como Camino Viejo a Agua Blanca”, del municipio de Guachochi. Se les aseguraron dos rifles de los conocidos como ‘cuerno de chivo’, un rifle .223, cerca de 20 cargadores para distintos calibres, 772 cartuchos para ‘cuerno’, tres granadas, varios costales con mariguana, casi un kilo de goma de opio, equipo de radiocomunicación y dos vehículos con reporte de robo.

El 28 de septiembre también fue liberado Juan de Dios V. S., de 55 años, detenido en posesión de más de 34 mil pastillas de fentanilo, luego de que el juez de Control Fabián Rodolfo Sáenz Gómez, dentro de la causa penal 3074/2022, determinó que no era competente para conocer del caso, pues se trataba de un delito del fuero federal.

El imputado había sido capturado junto a Analú M. H. y Rogelio H. P., de 39 y 44 años, cerca de las 21:45 horas del domingo 25 de septiembre a la altura del kilómetro 18 de la carretera Chihuahua-Cuauhtémoc; sin embargo, a estas dos personas no se les encontró responsabilidad penal, por lo que no fueron presentadas ante el juez.

El 19 de abril se registró otro caso similar cuando el juez de Control Marco Antonio Palma Melendez, adscrito al Distrito Galeana, decretó ilegal la detención de Benjamín V. L., de 47 años; Ángel Fernando G. L., de 35; José Daniel N. O., de 32; Alan Eduardo P., de 23; Jairo G. T., de 36; Javier Antonio O. S., de 30, y Joel Ramón P. D., de 18 años, señalados como responsables del ataque armado en el que murieron los elementos de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) Alejandro Domínguez Cabriales y Gil Manuel Malo Solano, así como el delegado de Migración federal, Lorenzo Gabriel Pico Escobar, y tres civiles, el pasado 15 de abril en la carretera a Janos, Chihuahua.