Local

Tienen Chihuahua y Juárez menos de un año para potabilizar agua de pozos

En total son más de 400 los que están siendo revisados

Archivo

Orlando Chávez/El Diario

viernes, 13 mayo 2022 | 05:00

Chihuahua.- Las Juntas Municipales de Chihuahua y Juárez tienen menos de un año para reducir de manera significativa los elementos que se encuentran en el agua que es extraída de los pozos que abastecen a ambas ciudades. En total son más de 400 pozos los que están siendo revisados para definir en cuantos se deberán aplicar mecanismos para reducir la cantidad de arsénico y flúor principalmente, esto debido a que el mes pasado la Comisión Nacional del Agua, sin previo aviso, modificó los límites permitidos para que el agua que es utilizada para consumo humano sea considerada como potable. 

Oscar Ibáñez, quien preside el Consejo Estatal Hídrico de Chihuahua, expuso que en el caso de Chihuahua y Juárez, por contar con más de medio millón de habitantes, tienen un año para hacer las adecuaciones necesarias para que el agua que se inyecta como potable mantenga esta estatus, ya que de no hacerlo el Estado puede ser sancionado. Chihuahua tiene 160  

pozos activos y Juárez alrededor de 250.

El resto de las ciudades y poblaciones tienen otros plazos dependiendo de su cantidad de habitantes, ya que las que tienen de 50 mil a 500 mil, cuenta con un plazo de tres años y con menos de 50 mil habitantes, tienen seis años.

En cuanto a los nuevos parámetros explicó que se trata de modificaciones técnicas que incluyen mediciones de elementos como el arsénico y el flúor. “Son mediciones que son muy técnicas y es una lista de elementos que se toman en cuenta… hay regiones que por años han tenido esta situación y están fuera de los parámetros y en esos casos se han tomado medidas”, expresó y añadió que ahora han iniciado una revisión de todos los pozos, empezando por Chihuahua y Juárez, para saber en cuales se dentro de los parámetros y en cuales se deberá establecer algún proceso de potabilización.

El funcionario comentó que la Conagua no dio aviso de que haría estos cambios, por lo que todos los estados fueron tomados por sorpresa. “Si nos puso en un problema al estado de Chihuahua, todo el centro sur del estado y también en Juárez, tenemos problemas de arsénico, teníamos lados fuera de norma que se atienden con plantas de osmosis inversa, pero con los cambios nos informan que 50 por ciento de la infraestructura estaría fuera de norma”, expuso.

El funcionario agregó que la complicación no es la norma, ya que el objetivo es que el agua tenga aún más calidad, sino que implicará hacer inversiones que no estaba contempladas, además de que Conagua está pidiendo el calendario de acciones que se van a implementar.

Concluyó que el Gobierno del Estado está atendiendo esta situación, pero recalcó que hay muchos pozos que no tienen problemas para cumplir con los nuevos parámetros.