Local

'Toda una odisea sacar citas en el Issste'

Denuncian derechohabientes

Heriberto Barrientos/El Diario
martes, 08 octubre 2019 | 15:20
Silvestre Juárez/El Diario

Chihuahua.- Derechohabientes del ISSSTE denunciaron ayer a esta redacción que en toda una “odisea” se ha convertido tratar de sacar citas y recibir medicamentos en el hospital “Lázaro Cárdenas” del Issste en esta ciudad.

“Realmente te tardas hasta cinco horas en hacer las filas desde las cinco de la mañana y hasta que te den el medicamento con el famoso turnometro”, expresó Guadalupe Ruiz.

El derechohabiente narró lo que sucede en esa institución, que en el último año ha caído en la calidad de atención en el servicio por la serie de despidos que se ordenaron desde el centro del país al inició de la actual administración federal.

“Mi esposa estuvo yendo dos días seguidos a las cinco de la mañana para ver si podía tener una cita, entonces lo logró pero al tercer día. 

En la página del Issste es prácticamente imposible sacar cita, antes lo podías hacer alrededor de las once de la noche a través de Internet, ahora el sistema siempre está colapsado, narró.

El derechohabiente dijo que tampoco hablando por teléfono es sencillo, “no te van a contestar, aquí corrieron al que programaba citas y falta mucho personal eso todos lo sabemos”.

“La verdad tienes que rifártela para obtener las citas médicas, es muy lamentable que la gente tiene que ir a las cinco de la mañana, para irse apuntando, pero hay mucha gente adulta mayor sufriendo las inclemencias.

Las personas tienen que estar afuera esperando por varias horas, para alrededor de las ocho de la mañana que te digan si alcanzaste o no la cita médica”, abundó.

Explicó que se reparten ciertos números y en base a eso saben si van a recibir la atención. 

“La otra odisea es para recoger el medicamento, donde te dan unos números, alrededor de 200 se reparten por colores y ahí tardamos nosotros tres horas la semana pasada recibir los antidepresivos y ansiolíticos porque había más de 100 personas adelante”.

El derechohabiente dijo que es muy triste lo que tienen que sufrir las personas, sin que alguna autoridad del gobierno federal tome cartas en el asunto.

Los funcionarios no tienen este problema, ellos se dan el lujo de pagar un hospital privado, pero nosotros no podemos hacerlo, ojalá ellos también sufran este calvario para que vivan y experimenten lo que sucede a diario en los hospitales del Issste, expresó el derechohabiente.