Local
Luce débil y más delgado

Traen a Duarte y lo internan en el Cereso

A casi dos años de haber sido detenido se concreta su extradición

Orlando Chávez/El Diario

viernes, 03 junio 2022 | 08:15

Chihuahua, Chih.- Luego de dos años recluido en una cárcel de Miami, en Estados Unidos, el exgobernador César Duarte Jáquez fue traído ayer a esta capital e inmediatamente trasladado al Cereso Uno de Aquiles Serdán donde pasó la noche.

Duarte fue subido a un avión Bombardier Challenger 605 matrícula XB-NWD para ser trasladado a la Ciudad de México y luego a Chihuahua en un proceso de extradición que involucró a la Secretaría de Relaciones Exteriores, Interpol, Fiscalía General de la República y la Fiscalía General del Estado.

Al arribar al aeropuerto Roberto Fierro en medio de un operativo de seguridad de varias corporaciones, el exmandatario lució más delgado y al momento de bajar del avión fue movilizado en una silla de ruedas.

Tras su primera noche en el Cereso 1, hoy a las 8 de la mañana se realizará la audiencia inicial para formularle imputación por los delitos de peculado agravado y asociación delictuosa dentro de la causa penal 3041/2019, por un monto de 96 millones 600 mil pesos.

El traslado de Duarte inició en Miami ayer por la mañana cerca del mediodía, desde donde fue llevado en un avión de la Fiscalía General de la República a la Ciudad de México en un operativo que tuvo la participación de agentes de Interpol y de la dependencia federal.

El arribo a la Ciudad de México fue a las dos de la tarde y al llegar se le hicieron pruebas médicas y se determinó que podía ser llevado a Chihuahua, por lo que fue entregado a elementos de la Fiscalía General del Estado.

Los agentes estatales y el exgobernador viajaron a esta capital en avión y arribaron poco antes de las siete de la tarde; al llegar se montó un operativo de seguridad en el que presumiblemente estuvo el fiscal general, Roberto Fierro.

El convoy que lo custodiaba salió del aeropuerto hacia el Cereso 1 de Aquiles Serdán, en donde fue realizado el proceso de ingreso.

El fiscal general del Estado, Roberto Fierro Duarte, aseguró ayer que el Ministerio Público cuenta con los elementos de prueba suficientes para acreditar la participación del exmandatario en los hechos que se le imputan.

La Secretaría de Relaciones Exteriores y la Fiscalía General de la República informaron que el Gobierno de los Estados Unidos entregó en extradición internacional al Gobierno de México al señor César “D”, para que sea procesado por su probable responsabilidad en

los delitos de peculado y asociación delictuosa, ambos con penalidad agravada.

El 8 de octubre de 2019 se libró la orden de aprehensión en contra de Duarte y se le acusa de que presuntamente, en acuerdo con diversos servidores públicos y personas ajenas a la función pública, logró efectuar acciones que resultaron en el desvío de recursos públicos por la cantidad de más de 96 millones de pesos mexicanos, extraídos entre los años 2011 y 2014.

De acuerdo con esa investigación, entre junio de 2011 y noviembre de 2014, el estado de Chihuahua transfirió 96.6 millones de pesos a las empresas Unión Ganadera Regional División del Norte del Estado de Chihuahua, así como Financiera de la División del Norte SOFOM, de las cuales Duarte era accionista mayoritario.

Según varios testigos, los pagos eran hechos con base en contratos ficticios que eran ejecutados por instrucciones del exgobernador, tanto de manera personal, como por medio de otros, como Carlos Gerardo Hermosillo Arteaga.