Local

Transitan por carreteras camiones muy viejos

El autotransporte tiene en promedio de 19.8 años

Manuel Quezada Barrón/El Diario

domingo, 30 mayo 2021 | 05:00

La flota del autotransporte de carga en México, tiene una antigüedad promedio de 19.8 años y para poder hacer una renovación que permita hacer frente a la competencia internacional, hace falta un programa de crédito barato y de los incentivos fiscales que ya dejó de otorgar el gobierno federal.

Abundio Muñoz García, consejero nacional de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), señaló ayer lo anterior y dejo claro que se ve difícil ahora ir por la renovación de las unidades, cuando se requiere de al menos de una inversión de 2.6 millones de pesos para adquirir un camión de carga y los intereses que cobra la banca son impagables.

De acuerdo con un análisis de la Canacar, aunque el promedio de antigüedad de los autotransportes en México es de 19.8 años en promedio, circulan 15 mil 081 unidades de más de 50 años; otros 22 mil 184 de 46 a 50 años; 41 mil 555 de 41 a 45 años y7 30 mil 613 de 36 a 40 años.

La Canacar informó que hay 83 mil 028 autotransportes de carga con una antigüedad de 0 a 5 años; 79 mil 954 de 6 a 10 años, 100 mil 717 entre 11 y 15 años y 68 mil 933 de 16 a 20 años, entre otros.

Sobre este tema, Abundio Muñoz subrayó que la renovación del parque vehicular no se ha dado porque el mismo gobierno no ha dado las facilidades necesarias a través de estímulos o financiamientos blandos.

Indicó que, por ello, muchos propietarios prefieren repotencia su unidad, aunque su año modelo data de 20 a 25 años. Solo se cambia el motor o la cabina.

Subrayó que sacar ahora un camión de carga de agencia requiere desembolsar al menos dos millones 600 mil pesos, unos 130 mil dólares.

Con esos precios son pocos los que le entran al cambio, solo lo harían empresas grandes con grandes cantidades de unidades, porque aquel hombre-camión que tenga de una a cinco camiones difícilmente lo puede hacer.

Recordó que la actual administración cancelo el programa de deschatarrización y también todo tipo de estímulos, como ese que se tenía de meter un gasto ciego de talachas, comidas de restaurantes en carreteras, entre otros que se permitía meter sin factura.

Dijo que el gobierno federal lejos de ofrecer facilidades y apoyar al gremio del autotransporte de carga, lo está apretando cada vez más.

Finalmente, el consejero nacional señaló que bajo estas condiciones no se puede competir con los transportistas de Estados Unidos quienes renuevan sus flotillas máximo de 10 años, ya que tienen todos los apoyos, así como tasas bancarias de interés bondadosas.