Local

Tras asesinato de sacerdotes, investigó Ejército a jesuitas

Condenan que militares clasifiquen al Centro Prohd como ‘grupo de presión’

Alejandra Sánchez / El Diario

martes, 18 octubre 2022 | 19:41

El Ejército Mexicano investigó a la comunidad jesuita por medio de monitoreo a las declaraciones públicas de las autoridades eclesiásticas presentes en la zona, a fin de evaluar si eran críticas contra el actual gobierno tras el asesinato de los sacerdotes Joaquín Mora y Javier Campos.

Lo anterior fue dado a conocer por la Comunidad Jesuita en México, la cual condenó a través de un comunicado que el Ejército supiera sobre las actividades delictivas que realizaba “El Chueco” y que no se hiciera nada para evitar la muerte de los dos sacerdotes que conmocionó al país. Esto, luego de que José Noriel Portillo alias “El Chueco”, asesinara a Javier Campos Morales, a Joaquín César Mora y al guía de turistas, Pedro Palma el pasado 20 de junio en la comunidad de Cerocahui.

“La Compañía de Jesús en México se manifiesta contra la clasificación del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh) como “grupo de presión“, por parte de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena)”, señala el documento.

La clasificación del Centro Prodh como “grupo de presión” ocurrió derivado de las acciones realizadas por el asesinato de dos sacerdotes en Cerocahui, de acuerdo con los documentos filtrados tras un hackeo a la Sedena. 

“Lamentamos que las declaraciones públicas de los integrantes del Centro sean objeto de monitoreo intensivo, lo mismo que las declaraciones de las víctimas a las que acompañan”, refirieron. 

Los jesuitas describieron sentirse indignados con el hecho de que, según las filtraciones, el Estado mexicano sabía de las actividades delictivas que realizaba ‘El Chueco‘ en la sierra Tarahumara. De haberse actuado en consecuencia, la tragedia (asesinato de los sacerdotes Joaquín Mora y Javier Campos) probablemente se hubiera evitado”, sentenciaron. 

Asimismo criticaron que en vez de concentrarse en localizar al responsable de los homicidios de los sacerdotes y un guía de turistas las autoridades se hayan ocupado en monitorear las declaraciones públicas de las autoridades eclesiásticas presentes en la zona a fin de evaluar si eran críticas contra el actual gobierno. 

A casi cuatro meses de los asesinatos de los dos sacerdotes, un guía de turistas y dos habitantes, hasta este momento, las autoridades no han detenido a ‘El Chueco’.