Local
Chihuahua y la Independencia de México

Un momento de transformación, logros y acceso a los derechos

Un periodo sumamente interesante, según la historiadora Alicia de los Ríos

Alejandra Sánchez / El Diario

jueves, 15 septiembre 2022 | 05:00

El Grito de Independencia es uno de los eventos históricos más importantes del país, pues marca el inicio de la lucha por la independencia de México; siendo este, un momento de transformación, logros y acceso a los derechos humanos. 

De acuerdo con la historiadora Alicia de los Ríos, quien es docente investigadora en la Facultad de Filosofía y Letras;  el grito de Independencia que se da en Dolores Hidalgo, es parte de un proceso conspiracionista, es decir, hombres y mujeres que estaban en un proceso de rebelión de la corona española.

“Lo que hoy se reconoce  y conocemos como México, es el producto de tres largos siglos de conquista y posteriormente de colonización; la construcción de lo que hoy es nuestro país surge de un proceso pequeño en términos de tiempo; la conquista se da en base sobre todo al despojo”. 

El inicio del movimiento independentista comenzó cuando el cura Hidalgo incitó al pueblo de Dolores a levantarse en armas en contra del Virreinato, al convocarlos a todos a través del sonar de las campanas de su parroquia y gritando con elocuencia los motivos por los cuales no podían quedarse esperando sin participar de esta lucha. Es por esto que dicho evento es denominado como “El Grito”.

Para celebrar este acontecimiento histórico, se lleva a cabo una ceremonia liderada por el presidente de la República, en donde se tocan las campanas de Palacio Nacional, haciendo alusión al llamado  de Hidalgo, al mismo tiempo que se ondea la bandera de México y se brindan respetos a los héroes de la patria. 

De acuerdo con Alicia de los Ríos, la independencia de México fue uno de los procesos que se trabajaron más rápido; Chihuahua era una colonia y cuando llegó la independencia llegó un estado nación moderno y urgía crear una identidad. 

“Aquí en Chihuahua, la independencia se celebrara en el Parque Lerdo; es donde se hacían las conmemoraciones, en el parque Lerdo que es una obra que llega casi en el Porfiriato y habría que decir que los independentistas, adoptaron todas las ideas modernas de la ilustración sobre la dignidad humana que son los precedentes de las garantías individuales y de los derechos humanos”. 

México estuvo bajo el dominio de la corona española por cerca de 300 años. La Nueva España fue el virreinato más importante de la monarquía hispánica en la época colonial, pero a finales del siglo XVIII su economía y sus instituciones de gobierno se hallaban en declive. Entonces fue notable que otras naciones se desarrollaban más rápidamente.

Como las formas de gobernar el virreinato eran menos eficientes, los malestares internos de la sociedad virreinal produjeron conflictos. Ese desgaste, sumado al debilitamiento del poder político de España en el mundo, desembocó en el proceso de independencia.

En las poblaciones de Nueva España se protestó contra la ocupación del ejército francés en España. Para desplazar a los colaboradores del nuevo orden se organizaron conjuras y conspiraciones. Entre estas, la conjura de Valladolid, que fue descubierta en 1809 y fracasó.

Luego, la Conspiración de Querétaro de 1810 fue un movimiento organizado por Miguel Domínguez, Miguel Hidalgo, Juan Aldama e Ignacio Allende. Estos apoyaban la vuelta al poder del rey Fernando VII, pues era el heredero legítimo del trono español. Pensaban erróneamente que el rey le concedería más autonomía a las provincias americanas si volvía al mando.

Los planes de rebelión que preparaban los conspiradores fueron descubiertos el 10 de septiembre de 1810. Como respuesta, el día 16 de septiembre Hidalgo convocó al pueblo de Dolores a llevar a cabo un enfrentamiento armado en contra del gobierno, promulgando el famoso Grito de Dolores: “¡Viva la Virgen de Guadalupe! ¡Abajo el mal gobierno! ¡Viva Fernando VII!”.

Hidalgo contaba con multitudes que querían tomar tierras, confiscar bienes españoles y redistribuirlos. Sin embargo, hubo diferencias entre los líderes de la rebelión y nunca llegaron atacar la capital virreinal.

El movimiento armado fue vencido en enero de 1811 en el Puente de Calderón, cerca de Guadalajara. Sus líderes: Hidalgo, Allende y Aldama fueron capturados en su huida hacia el norte, en Coahuila. Los tres fueron fusilados meses más tarde en la ciudad de Chihuahua.