Una muñeca que llora

Angelina lucha contra un gigante al que quiere vencer

Salud Ochoa
sábado, 09 febrero 2019 | 14:32

Chihuahua, Chih.- Son las 5:00 de la tarde de un día helado de febrero, Angelina y sus amigos juegan en el patio frontal de lo que ella conoce como su casa. Es el sitio donde ha vivido desde que tenía 8 meses de nacida cuando su madre detectó algo anormal en uno de sus ojos y viajó a la capital para que la niña fuera revisada por un médico. El diagnóstico no fue halagador: tenía cáncer.
Desde ese momento Angelina empezó a luchar contra un enemigo enorme y desconocido que le ocasionaba dolor constante robándole no solo la visión de su ojo derecho sino la oportunidad de crecer y ser feliz como cualquier niño. Era un retinoblastoma que oprimía el nervio óptico y que no podía ser extirpado debido a su gran tamaño.
El futuro para la pequeña originaria de Norogachi parecía negro en ese momento. Cada 20 días debía someterse a las quimioterapias con la intención de que las dimensiones del tumor disminuyeran y los médicos pudieran quitarlo. Había esperanza pero no seguridad porque “con el cáncer nunca se sabe, no tiene palabra”, dice el doctor Ricardo Villavicencio Contreras, presidente de la Asociación Mexicana de Ayuda a niños con Cáncer A.C. –AMANC-.
Angelina y Lucía, su madre, dieron la pelea. De manera estoica lucharon contra la enfermedad. La hija soportando todo lo que un tratamiento contra el cáncer implica, la madre manteniéndose firme a su lado en todo momento a pesar del abandono del padre.
Han pasado poco más de tres años desde entonces, decenas de días en el hospital, noches en vela, momentos de llanto y el dolor físico como una constante. Sin embargo, la lucha de ambas mujeres pareciera encontrar finalmente una luz.
En noviembre pasado, finalmente Angelina pudo ser operada, una parte del tumor fue retirado y tras tres meses de recuperación post operatoria “ha tocado campana”, lo que significa que no recibirá más quimioterapias sin embargo, deberá acudir a revisiones cada mes.
Ahora Angelina sonríe, corre y juega con otros pequeños de su edad mientras Lucía la mira y aprieta las emociones cuando habla de su hija.
“Le gusta pintar”, dice y explica que en la próxima cita médica se determinará si Angelina requiere lentes para ver mejor o no. Por lo pronto se sabe que sí tiene visión en su ojo afectado pero la luz solar le lastima y hay que evitar eso.
Angelina desconoce la dimensión de su batalla pero tiene claro que cada vez que va al hospital hay que portarse bien y “no quitarse las agujas”.
La pequeña corre a los brazos de su madre, la abraza, sonríe, pide agua, habla de los libros para colorear y, paradójicamente, dice que le gustaría tener “una muñeca que llore” para cuidarla mucho y llevarla en brazos.
Los minutos pasan, el reloj marca las 6:00 y una lágrima resbala solitaria por su rostro; se pone inquieta, lleva las manos a su cabeza y busca el refugio materno.
“Tiene dolor otra vez, ya se pasó el efecto de la medicina”, dice Lucía y desvía la mirada hacia el piso luchando de nuevo contra su dolor de madre.
Más de 60 niños han muerto por cáncer en los últimos 5 años
Un total de 64 infantes han perdido la vida a causa del cáncer entre 2013 y 2018, período en el que, según datos del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica, se han detectado 258 casos de niños y niñas con esta enfermedad.
De acuerdo con la dependencia, actualmente sobreviven 294 niños de los cuales 238 se encuentran en remisión (disminución o desaparición de los signos y síntomas de cáncer), 24 niños abandonaron el tratamiento, 18 aún lo reciben, 3 casos en que los niños recibieron el tratamiento y han tenido mala respuesta, dos más que reciben cuidados paliativos y un niño en recaída.
La Secretaría de Salud informó que la incidencia en el Estado de Chihuahua es de 59.6 casos por año siendo el sexo masculino el más afectado con 53 por ciento de pacientes contra un 47 por ciento del sexo femenino.
En lo que respecta a grupos de edad, los niños de 0 a 4 años suman el 47.4 por ciento de los casos, seguidos por los de 10 a 14 años con 22.7 por ciento, 5 a 9 años con 20.7 por ciento y 15 a 18 años con 9.2 por ciento.
La leucemia y los tumores sólidos en diversas partes del cuerpo son los más frecuentes con 44 y 56 por ciento respectivamente.

Para saber…
*En México se estima que cada año existen de 5 a 6 mil nuevos casos de cáncer en menores de 18 años
*La sobrevida estimada es de 56% a 5 años del diagnóstico
*El 27% de la población del estado de Chihuahua son menores de 19 años
*Signos y síntomas que atender: Fiebre de origen desconocido, pérdida de peso importante, sangrados frecuentes, moretones, dolor de huesos o extremidades.