Local

Una tradición de más de 30 años

Por más de 3 décadas, la familia Baca ha llevado la tradición de colocar el nacimiento a su máxima expresión

Silvestre Juárez/El Diario

De la Redacción/ El Diario

martes, 02 febrero 2021 | 06:08

Chihuahua.- La familia Baca ha llevado por más de treinta años la tradición de colocar el nacimiento a su máxima expresión, que en este año contó con más de mil 200 piezas entre casas, animales y habitantes de Jerusalén. El día de hoy la familia realizará el levantamiento del Niño, con el que se dan por terminadas las tradiciones navideñas en las que se conmemora el nacimiento de Cristo para los creyentes cristianos.

“Tenemos más de 30 años poniéndolo y en este tiempo ha ido aumentado su tamaño hasta llegar a más de mil 200 piezas y empezamos desde octubre a instalarlo”, explicó Martín Baca, quien desde hace años participa en esta tradición familiar.

Cada temporada la familia compra hasta tres o cinco piezas nuevas que aumentan la cantidad de figuras.

Tenemos más de 30 años poniéndolo y en este tiempo ha ido aumentado su tamaño hasta llegar a más de mil 200 piezas y empezamos desde octubre a instalarlo”

El nacimiento que es una ciudad en miniatura en cuyo centro se encuentran las figuras principales en el pesebre llega ocupar un cuarto completo del hogar, que da vista hacia la calle por las amplias ventanas, ya que la familia decide exhibirlo desde el mes de diciembre y hasta el día de hoy, en el que se retira al niño Dios.

“Siempre se asoma mucha gente, aunque en esta temporada fue menos por lo de la pandemia”, acotó.

Según dicta la tradición católica, el Día de la Candelaria se viste y se retira al niño Dios que será colocado nuevamente el 25 de diciembre, en su aniversario de nueva cuenta este año.