Local

Vecinos de Pensiones acusan a Corral de traición

Condenan su ‘falta de palabra’ en acuerdos por viviendas

El Diario

De la Redacción/El Diario

lunes, 15 marzo 2021 | 16:00

Vecinos invasores del fraccionamiento Pensiones Civiles del Estado acusaron al gobernador Javier Corral y al director general de Gobierno, Joel Gallegos, de traición por no cumplir su palabra y romper los acuerdos a los que habían llegado en las mesas de negociación, luego de que el viernes arribaran agentes ministeriales para desalojarlos. 

“Lo último que nos había dicho en las mesas de trabajo era que se iba a dar un acuerdo de compra y venta con un estudio socioeconómico, pero no esperábamos que llegaran a desalojar”, detallaron los habitantes, quienes recriminaron el actuar de los agentes, pues dijeron que fueron ellos quienes iniciaron las agresiones.

“Dieron la orden de que ya se había cancelado el desalojo, pero los ministeriales bajaron y empezaron a agredir y amenazar de muerte a la gente. Eran más de 50, como si fueran a agarrar al Chapo”, explicaron, y agregaron que incluso esposaron a una mujer de 70 años, a quien pudieron liberar. 

Apuntaron que con estas acciones se ha roto todo posible acuerdo con Gobierno, por lo que dijeron que interpusieron una queja en la Comisión Estatal de Derechos Humanos por las agresiones de los uniformados.

Asimismo, adelantaron que se integrarán a la asociación Un Hogar para Todos. 

“Joel Gallegos nos prometió que durante estas mesas la Fiscalía no podía entrar, mucho menos durante la pandemia”, recalcaron los vecinos, quienes aseguran que viven en un ambiente de tensión y miedo por la posibilidad de otro desalojo. “Desde Pensiones siempre nos han dicho que si Corral quiere se nos venden las casas, pero lo único que hace es perseguir a Duarte, no tiene tiempo para problemas del pueblo. Las mesas de diálogo ya se cancelaron porque nos dijo que si no retirábamos las vallas del Periférico nos olvidáramos de las mesas de trabajo. Nos sentimos traicionados y puro atole con el dedo nos dan en Gobierno, desde la pandemia no tuvimos respuesta”, explicaron algunos de los colonos. 

Actualmente en el fraccionamiento hay 360 familias a quienes, dicen, se les hizo el compromiso de que no serían molestados durante la pandemia. 

Sin embargo, para ellos el operativo del viernes significó que el diálogo con las autoridades se ha roto. por lo que buscarán acudir a otras instancias con el fin de poder quedarse con estas casas, que desde su invasión “han levantado, al igual que la colonia, que cuando llegaron se encontraba en franco abandono”. 

Se niegan a dejar las casas 

Luego del operativo del viernes, los vecinos dijeron temer que en futuras intervenciones acuda también la Guardia Nacional o se aumente el número de elementos para desalojarlos. 

Sin embargo, advirtieron a las autoridades que se han organizado y no permitirán que los desalojen por la fuerza, pues señalaron que esperarán al cambio de administración para de nueva cuenta buscar que se les puedan vender estas casas que ya ocuparon por años y que, afirman, no quieren regaladas, sino que se las vendan a precio justo.