Local

Ven falta de monitoreo a farmacias y laboratorios

'Muchos de los pacientes que se consultan en esos sitios, no se censan en la cuestión epidemiológica': Jesús Lozano

Agencia Reforma

Salud Ochoa / El Diario de Chihuahua

domingo, 09 enero 2022 | 05:00

Chihuahua.– El número de contagios por Covid se ha multiplicado en los últimos días; sin embargo, podría haber un subregistro de casos positivos debido a que no hay claridad en torno a lo que ocurre en la periferia, consultorios particulares, farmacias y laboratorios, sitios que autoridades deberían monitorear, indicó el vicepresidente del Colegio de Médicos de Chihuahua, Jesús Lozano.

“Desafortunadamente existe una laguna muy grande en la numeralia que se maneja, porque muchos de los pacientes que se consultan en esos sitios, no se censan en la cuestión epidemiológica. Es algo que se les había comentado en su momento a las autoridades, que debían tener más control de la situación”, indicó.

Aseguró que el colegio lo señaló durante una reunión del consejo y preguntaron si existía una mecánica para auditar esos consultorios.

“Falta una revisión a fondo respecto a la casuística que existe allí”, reiteró.

Opinó que para tener mayor una claridad, lo óptimo sería revisar los diferentes espacios donde se presta atención médica y no concentrarse únicamente en los hospitales, sino salir y ‘gastar suela’.

“Esos otros consultorios y farmacias, los lugares donde se expenden las pruebas diagnósticas, hay que censarlos continuamente porque eso nos daría una estadística más real de lo que ocurre. De pronto no había pruebas y de repente se desataron. La prueba es censable porque la registra uno epidemiológicamente, pero hay pacientes que no se hacen pruebas y son positivos”, añadió el epecialista.

Explicó que eso representaría un aumento de casos, por lo que se tiene que revisar a fondo, y que además podría perderse información para el registro estadístico.

“Es para saber cómo nos está yendo, cuántos pacientes pueden morir en determinado momento, porque quizá alguien muere de un infarto, pero tenía Covid y nunca se le hizo una prueba”, expresó Lozano.

‘Faltó apretar medidas’

En cuanto al cambio del semáforo epidemiológico que colocó a la entidad en naranja, indicó que es acertado pero tardío, y más que una modificación al color, tendrían que haberse apretado las medidas de control. 

“Indiscutiblemente, sabíamos desde noviembre del año pasado que esto empezaba a tomar un tinte raro, porque iniciaba a tener algunas alzas en la cantidad de pacientes detectados como positivos. Sabíamos que había un repunte porque se notaba el aumento en las unidades de atención. Visualizábamos eso y más que un cambio de semáforo, era apretar las medidas de control”, dijo.

Añadió que el repunte es el resultado de las festividades navideñas y, más que la llegada de la variante ómicron a la entidad, la verdadera responsabilidad estriba en la falta de aprendizaje en materia preventiva, el relajamiento de las medidas y el comportamiento de la gente.