Local

Vende funcionario a Coca Cola agua robada

Se deslinda Conagua del caso; a un año de la denuncia, la Fiscalía sigue sin judicializar la carpeta

De la Redacción/El Diario
viernes, 24 mayo 2019 | 10:59
El Diario

Chihuahua.- Más del 80 por ciento del agua que se extrae del pozo ubicado en la comunidad de La Mesita, actualmente en litigio, es aprovechada por la empresa Coca Cola y el resto se reparte entre tres o cuatro productores de la zona, informó Kamel Athie, titular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), quien expuso que la dependencia no tiene nada que ver en el problema pues se trata de un conflicto entre particulares.

Existe una demanda desde abril del 2018 ante la Fiscalía General del Estado (FGE), en contra de Javier Mario Benavides González, funcionario de esta misma dependencia a quien se le acusa de haberse adjudicado de manera ilegal la concesión del pozo, pues los demandantes, miembros de la Asamblea Popular Comunitaria, afirmaron que le pertenecía a la comunidad de La Mesita para aprovechamiento de sus habitantes.

Kamel Athie explicó que fue en el año de 2017 cuando Benavides González cedió los derechos del pozo a Antonio Zazueta Santiesteban, y éste a su vez fraccionó el título otorgando el 81 por ciento a una empresa refresquera, equivalente a 81 mil metros cúbicos de agua anuales; los 18 mil metros cúbicos restantes son aprovechados por tres o cuatro habitantes de la zona.

El funcionario federal expuso que la empresa refresquera acudió ante la Conagua a solicitar el título de concesión de este alumbramiento; sin embargo, debido a que existe una denuncia ante la FGE, no se puede otorgar y tienen que esperar a que un juez determine qué procede, y hasta en tanto estarán suspendidos los trámites de propiedad.

Se trata de pozo que extrae 99 mil metros cúbicos de agua al año, lo que lo hace entre 15 o 20 veces inferior a un pozo agrícola, según explicó el funcionario federal.

Expuso que se trata de un problema entre particulares en el que la Conagua no tiene absolutamente nada que ver, pues la concesión del pozo se hizo en apego a la legalidad y el titular obtuvo derechos y obligaciones, y uno de esos derechos es ceder o fraccionar el título tal como considere pertinente.

La querella por la comisión de delitos patrimoniales con número 19-2018-0001905 señala a Javier Mario Benavides (director de prevención del delito de la FGE) y Enrique Antonio Zazueta Santiesteban de haberse apropiado del pozo que originalmente pertenecía a la comunidad y del que ahora los señalados extraen agua para venta.