Local

Video: Acusan a CTU por daños en viviendas

Casas derrumbadas, viviendas y bardas perimetrales con cuarteaduras por hundimientos

Manuel Quezada Barrón / El Diario

sábado, 17 septiembre 2022 | 05:00

Casas derrumbadas, viviendas y bardas perimetrales con sendas cuarteaduras por hundimientos, se registran en los fraccionamientos Bosque Real I y II, debido a que la desarrolladora CTU (Corporación Técnica de Urbanismo), vendió terrenos a terceros que no fueron compactados pese a que están conformados principalmente de escombro y cascajo.

Lo anterior lo denunciaron residentes quienes también afirmaron que ya notificaron el hecho de Obras Públicas Municipales solicitando su intervención y peritaje, pero no han actuado al momento, aún y cuando, se sigue haciendo obra y más vivienda en riesgo de colapsar.

Señalaron que los fraccionamientos son administrados ahora por CTU a través de una empresa propia de nombre “Go-Management” la cual argumenta que no los entrega a una comisión de residentes, con el argumento de que, faltan muchas viviendas por construir. También tiene a su cargo la seguridad.

Los residentes indicaron que, urge que el Municipio asuma su responsabilidad mande peritos, pare las obras y constante que se requiere de maniobras de compactación de terrenos y de las mismas bardas perimetrales, que ya están pandeadas y pueden caer en cualquier momento.

Indicaron que ya han hablado con las empresas constructoras por las fallas estructurales que tienen sus viviendas, pero ellas argumentan que el origen del problema lo generó CTU por la falta de compactación de sus terrenos.

Señalaron que el argumento que puede presentar Corporación Técnica de Urbanismo es que las constructoras no hicieron correctamente lo que se conoce como ingeniería del terreno, que consiste en empezar a construir donde “topa el terreno”.

Aquí el problema es que son varias casas con cuarteaduras y las bardas de contención, que sí son de ellos, también están colapsando, se están pandeando y eso provocará que se vaya sobre las casas. Lo grave, también, es que, pese a las fallas, no han parado obras.

Señalaron que las viviendas tienen diversos valores y las hay de cuatro y hasta siete millones de pesos.

Los residentes indicaron que tanto las viviendas dañas estructuralmente como las nuevas edificaciones que se están haciendo en esta zona, ponen en riesgo a quien habita y trabaja ahí, por lo que es necesario atender a la brevedad estos problemas.

Cada vez que se mete maquinaria pesada, se debilita más el terreno y puede hacer que se venga abajo las viviendas.

Agregaron que CTU debió parar las obras en este fraccionamiento, mandar un perito y se metiera el Municipio para dar una solución de cómo se compactarán las bardas y terrenos correctamente porque ya hay varias casas en construcción y terreno disponible.

Indicaron que prácticamente todos los terrenos que se tiene por la Cantera a espaldas de la cadena comercial de Costco es propiedad de CTU, donde ya se ha desarrollado una serie de fraccionamientos y que, por la calidad del terreno, se han venido abajo ya varias casas.

Detallaron que, a diferencia de otros, en lo que hace a Bosque Real I y II, CTU vendió los terrenos y cada quien decide cómo y qué construye, pero el problema es que los terrenos que ofreció ya con infraestructura de parques y fraccionado, tiene serios problemas de compactación.

La empresa también inicio la venta de otros terrenos por la parte de atrás, porque se va a hacer otro fraccionamiento, para lo cual, permite que se deposite ahí todo el escombro, y el problema nuevamente es que no compactan el cascajo y otros materiales.

Reiteraron que se debieron haber hecho obras de compactación de la superficie antes de venderlos para su desarrollo habitacional y de infraestructura urbana.

A decir de los mismos constructores que trabajan en toda esa área de la Cantera que se les han caído cinco casas en la parte de Valle Escondido. De hecho, detrás de éste se puede ver constantemente remolques tirando escombro, y sobre eso, construyen.

En el caso de Bosque Real I y II hay casa al pie de un cerrito contigua a una barda perimetral, la cual ya está pandeada, y el caso es que si se viene abajo caerá sobre otras que están abajo.

Indicaron que son las casas que están por el cerrito las que presentan el mayor problema de cuarteaduras, pero también otras tantas más abajo, presentan estos problemas.

Finalmente, agregaron que se requiere que las autoridades municipales pongan mayor atención a este tema y junto con CTU hagan lo conducente por el bien de los residentes, se deje de vender terrenos que no sean seguros para construir y de ser necesario, se deslinde responsabilidades.

mquezada@diarioch.com.mx