Local

Vienen de la sierra y se encuentran con la violencia

Buscan mujeres rarámuri mejor calidad de vida en la ciudad

De la Redaccion

domingo, 06 junio 2021 | 05:00

Mujeres rarámuri de la sierra de Chihuahua migran hacia la ciudad en busca de mejores oportunidades de empleo y mejorar su calidad de vida. Llegan a asentarse en comunidades tarahumaras, en algunos casos irregulares o casas de renta, en un fenómeno que por años se ha replicado en colonias del Sur de la ciudad, donde les es más fácil instalar algún jacal. Sin embargo las condiciones de pobreza extrema, falta de servicios, grandes terrenos despoblados y marginación, las hacen sentir vulnerables a la violencia que aquí las alcanza, según comentaron algunas de ellas.  

María López Chavira llegó a la ciudad desde Sisoguichi y se instaló en una casa renta cercana a la colonia Tres Marías, donde se cuenta con mucha presencia de la etnia. Esto junto a varias familiares, algunas de ellas que no hablan español, pero que han conseguido un empleo en casas para realizar limpieza en zonas de alta plusvalía a las que hacen al menos una hora de recorrido en transporte público, que para tomar deben recorrer kilómetros de terracería y terrenos despoblados de más de una cuadra.

“Pues ahorita no nos ha pasado nada, pero sí, cuando llegamos tarde ya no hay sol y hay que caminar. Sí siente uno peligro y también con los niños, tenemos poco aquí, pero ahí nos vamos acostumbrando”, comentó.

Si bien algunas de ellas llegan aún con la barrera de la discriminación y el idioma, buscan una mejor vida como muchas de sus familiares y conocidas, con quien en ocasiones llegan. Además de ello el secretismo y lo que pudiera ser conocido como usos y costumbres en cuanto a la violencia familiar continúan siendo también una problemática a decir de vecinos del sector.

“Son muchos aquí los tarahumaras que llegan, se ve mucha violencia intrafamiliar, aunque muchas de ellas ya no se dejan, pero sí se escuchan ese tipo de situaciones”, comentó una de los vecinas del sector que prefirió no dar su nombre.

En la colonia 11 de Febrero según señalan los colonos, existe una problemática de robos, donde hace días mataron a un hombre mayor sólo por robarles; asimismo, cuerpos aparecen en las brechas y terrenos despoblados, donde la población se siente más insegura.

“Muchas veces haga de cuenta que los camiones de las maquilas no entran y se tienen que ir hasta el periférico (R. Almada) y si está medio oscurito lo que es ambas entradas”, comentó otra de las vecinas. Por lo anterior los colonos pidieron más presencia policiaca en la zona.