Local
Monumento de las 7 cabecitas

'Vuestro paso por la vida fue efímero, pero vuestro recuerdo será eterno'

Es una de las historias más trágicas de Chihuahua

Silvestre Juárez/El Diario

De la Redacción/ El Diario

jueves, 04 febrero 2021 | 05:49

Chihuahua.- Una de las historias más trágicas de Chihuahua recuerda el monumento de Las Siete Cabecitas, sobre la carretera libre a Ciudad Juárez donde se grabaron los rostros y nombres de igual número de niños que perdieron la vida en un accidente carretero en el año de 1939.

Según consta en archivos periodísticos una tarde del 1 de agosto del citado año un total de 25 menores de la Asociación Cristiana de Jóvenes viajaban en una camioneta de redilas con rumbo al Parque Nacional Cumbres de Majalca, por esta vía que hasta la fecha sigue siendo de las más peligrosas, conocida como Las Curvas del Perico, antes Curvas del Muerto.

Al mismo tiempo que los jóvenes transitaban por este tramo, lo hacía también un camión de carga pesada que perdió el control llevándose consigo el vehículo en el que viajaban los niños. Tras el terrible incidente, siete de ellos perdieron la vida y varios más resultaron heridos.

El siniestro conmocionó a la sociedad chihuahuense de la época, que un año después en el mes de mayo de 1940 se inauguró el monumento que aún hoy en día atrae a los viajeros que hacen alguna parada de descanso en este sitio.

En el monumento se encuentran grabados los nombres de Venancio Gabriel Gardea, de 14 años, Armando Gutiérrez Balderrama y Jorge Giácoman, de 13, Luis Díaz García y Teodoro Faulkner de 11, Alberto Méndez Peña y Horacio Brondo Valdez, de 10 años, así como una placa en la que se grabó el siguiente mensaje:

“Niños, vuestro paso por la vida fue efímero, pero vuestro recuerdo será eterno. A muy temprana edad os sorprendió la muerte, pero con vuestra inmolación, obtuvistéis la inmortalidad de los mártires. Esta construcción se realizó con donativos de personas de todas las clases sociales y con la valiosa cooperación del constructor y director señor Ing. Óscar A. Martínez, jefe de la Junta Local de Caminos. “Por el Respeto a la Vida Humana”.

A la fecha el monumento aún recibe visitas cada año de familiares que dejan veladoras, arreglos florales, dulces y juguetes a los niños, asimismo cabe destacar que sin embargo una de las placas donde se grabó el nombre de uno de los menores se encuentra desaparecida.