Local

Zonas turísticas... en el abandono

Entre ellas las Fuentes Danzarinas, que desde hace meses dejaron de funcionar

Miguel Silva/El Diario
lunes, 12 agosto 2019 | 08:37

Chihuahua.- Algunas zonas del primer cuadro de la ciudad que anteriormente eran atractivos para la población se encuentran en el abandono y ante la indiferencia de las autoridades estatales que son las responsables de operarlas, tal es el caso de las Fuentes Danzarinas, mismas que desde hace meses dejaron de funcionar y no han recibido el mantenimiento necesario.

Así mismo, se encuentra lo que anteriormente fue el edificio de la SCT y que durante la administración de José Reyes Baeza Terrazas, se acondicionó como un mirador y contaba con una caída de agua que lo hacían atractivo para el público, posteriormente, en 2015 este inmueble se convirtió en “la galería del horror”, cuando el gobierno encabezado por César Duarte colocó ahí una serie de fotografías en las que se mostraba la sanguinaria lucha contra el crimen organizado y la violencia que se apoderó de Chihuahua.

Debido a lo crudo de las imágenes, la galería de la Memoria y Recuperación de la Paz fue cerrada y desde entonces, el inmueble no ha sido utilizado, está cerrado y cercado con una maya ciclónica para impedir el acceso.

En el caso de las fuentes danzarinas que se inauguraron durante el gobierno de Reyes Baeza y que durante varios años fueron un ícono del Centro de la ciudad, debido a su juego multicolor y a la forma en cómo el agua danzaba al ritmo de la música, hoy están apagadas y el lugar que era frecuentado por decenas de personas hoy luce vacío, únicamente las jardineras se aprecian en buen estado.

Hace unos meses, se anunció que estas fuentes sería “secas”, similares a las que se encuentran frente a la catedral o en la plaza de la Grandeza, sin embargo, hasta el momento no se conoce un proyecto oficial para su conversión.

Esta zona, converge con la obra inconclusa que se encuenta en la avenida Carranza y Niños Héroes, en donde existía el proyecto para la construcción de un estacionamiento subterráneo y centro comercial en la parte superior, que se inició durante el gobierno de César Duarte, a través del fideicomiso para el rescate del Centro Histórico con la participación de la iniciativa privada.

Con la llegada del gopierno de Javier Corral, dicho fideicomiso quedó sin efecto y se dijo que por medio del Congreso local se convocaría para la integración de uno nuevo y dar continuidad a las obras pero hasta el momento no existe nada oficial.

Actualmente este punto está inundado y el agua ha tomado un tono verdoso con lama, que genera una imagen negativa para la capital del estado.