Nacional

A ellas las mataron: tenían 9, 14 y 15 años

Un triple feminicidio cimbró a habitantes en Tapachula, mientras que en Sonora una mamá recibió un mensaje de auxilio de su hija de 15 años

Reforma

Reforma

sábado, 10 julio 2021 | 12:27

Ciudad de México.- Esta semana varios casos de feminicidio causaron indignación en estados como Guanajuato, Chiapas y Sonora. Entre las víctimas hay tres menores de edad. 

                            

CIMBRA TRIPLE FEMINICIDIO

     

                                                                                                                                                         

El 6 de julio, tres mujeres, entre ellas una menor de nueve años, fueron apuñaladas en su vivienda en Tapachula, Chiapas.

Se trata de Damaris Belén, de 27 años de edad; su hija Johana Yamileth, de 9, y su cuñada Deysi Azucena, de 35 años.

El hecho ocurrió en la Avenida 6 de Marzo y Calle San Ramón, en la Colonia Nuevo Milenio.

                                                                                               

“Alzo la voz por ellas porque les arrebataron sus sueños, porque ahora no volverán a casa, porque madre e hija no estarán caminando por el parque“, se lee en una publicación en Facebook.

“No sólo las mataron a ellas, sino a sus madres, abuelas y hermanas porque quien puede seguir viviendo después de una gran perdida pero sobretodo con el dolor de pensar cuánto sufrieron”.

En un campo de futbol, Damaris y su pequeña fueron homenajeadas, pues practicaban ese deporte.

                              

'ME ESTÁN FALTANDO AL RESPETO'

                       

                                                                                                             

“Mamá, unos hombres me están faltando el respeto”, fueron las últimas palabras de Leicy Celina, de 15 años.

El domingo 4 de julio, la menor pidió permiso para visitar a una amiga a tres cuadras de su casa en Nogales, Sonora, y después ya no supieron nada de ella.

Su cuerpo fue encontrado al otro día con signos de violencia a un costado de la Carretera Internacional 15.

“Ella era una niña de familia, muy alegre, con calificaciones muy elevadas en la escuela, porque siempre se esforzaba para ser sobresaliente y líder, pero la privaron de su vida y eso yo no lo puedo soportar y exijo justicia”, dijo la mamá de la menor, de acuerdo con la prensa local.

Este domingo fue convocada una marcha a las 17:00 horas para demandar justicia.

                  

CON HUELLAS DE VIOLENCIA Y BALEADA

                                                                                                                                                      

                                                   

Andre Paola, de 14 años de edad, desapareció el pasado 3 de julio en el Municipio de Comonfort, Guanajuato, cuando acudió a una fiesta.

Su cadáver fue localizado en un camino de terracería en Celaya. Reportes de la prensa local indican que presentaba un disparo en la cabeza, así como huellas de violencia.

De acuerdo con familiares, en diciembre la víctima cumplía 15 años y soñaba con tener su fiesta.